Quiero hablar contigo de ti

Por Piculino68
Enviado el 13/04/2016, clasificado en Amor / Románticos
716 visitas

Marcar como favorito

Esta mañana me levanté temprano, como cada día, para ir a trabajar.

Mire al lado de tu cama y sentí como tu dulce rostro me dedicaba una sonrisa.

Me incliné para besar tus sonrosados labios en busca de un te quiero y te deseé dulces sueños.

Mientras me arreglaba, no paraban de volver a mi mente las imágenes de tan angustiado sueño.

Un sueño perturbador, que me hizo pasar la mitad de la noche en vela.

En dicho sueño se recreaban una serie de situaciones en las que nuestro amor terminaba para siempre, de la manera más absurda que puedes imaginar.

En todas y cada una de ellas, era porque nos habíamos alejado a causa de la incomunicación que hace años manteníamos.

No nos dábamos cuenta, pero con el paso del  tiempo, nuestra relación se había enfriado demasiado.

Las cenas eran el único momento donde manteníamos una pequeña conversación y casi siempre eran sobre lo mismo.

Hacía tiempo que no escuchaba una palabra en ellas que no fuera una queja por parte de los dos, pero sobre todo, ninguna dando una solución.

Me fui al trabajo, hastiado y desmotivado. No podía sacar de mi cabeza esos malditos sueños. El día se hizo eterno.

Ya de vuelta a casa, se escuchaba una canción en la radio y no puede resistirme a meterme de lleno en la letra.

Una frase se me grabó a fuego y no me  pude contener. Una lágrima se deslizo por mi pálida mejilla, haciéndome ver la luz.

Nada mas entrar en casa, te la solté: " QUIERO HABLAR CONTIGO DE TI".

Mis lágrimas aun frescas hicieron brotar las tuyas.

Mantuvimos un largo silencio mientras nuestros cuerpos seguían abrazados sin más.

Cuando por fin pude mediar palabra, sólo se me ocurrían mil y una forma de pedirte perdón.

Perdón por haberme alejado de ti. Perdón por no haberte atendido como te mereces.

Perdón por no saber como mantener lo nuestro vivo, pero sobre todo, perdón por haber consentido que nos hayamos convertido en perfectos desconocidos.

Hablemos y comencemos a conocernos, porque lo único que recuerdo de nuestro amor es que me hace feliz quererte.

Tu voz temblorosa y quebradiza por la angustia, sólo pudo decir una breve frase "YA ES TARDE".

Y el amor murió, por no haber sabido cuidarlo a tiempo.

Entonces desperté.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com