Reflexión.

Por Heaven
Enviado el 15/04/2016, clasificado en Amor / Románticos
364 visitas

Marcar como favorito

Ni el por qué ni el para qué escribo, ni el por qué de la situación, todo es un sin sentido, algo que parece inexplicable.

Esa mezcla de sentimientos y sensaciones que al final ya no sabes ni lo que sientes, sí, eso me está pasando.

Ella supo ver mi interior hasta el punto de saber mi debilidad ante determinadas situaciones, pero no me llegó a conocer de verdad. 

Y es que cuando lo recibes todo desde el principio con facilidad es posible que te canses rápido. A veces, uno tiene que valorarse más a sí mismo y no demostrar sus sentimientos por completo desde el primer momento.

Que los intensos abrazos los haya interpretado como muestras de cariño en vez de amor. Al igual que mi faceta sentimentalista ante situaciones que no la requerían, la cual seguro que no despertará de nuevo porque no sirve para nada.

Yo que pensaba que así, demostrando mis sentimientos, la acercaba más a mí y lo que he hecho ha sido alejarla por completo.

Al igual que no responder ante determinadas situaciones y darle vueltas a cosas que me decía que no tenían importancia.

Sentir y sentimientos, aquellas dos palabras que pueden reflejar lo positivo o negativo de un periodo de tiempo, pero es cierto que hay que observar los dos puntos de vista para conocer la realidad de algo.

Es increíble ver como todo cambia tan rápido y lo impredecible que pueden llegar a ser algunas cosas. Es normal que al principio se tengan dudas, yo mismo las tuve, pero una vez transcurrido el tiempo es para que la situación estuviese clara al igual que los sentimientos.

Cuando crees que alguien merece la pena y pones toda tu ilusión si luego te dice adiós es cuando te llevas una decepción, y las decepciones te hacen abrir los ojos y cerrar el corazón.

Me da rabia que se haya ido porque era diferente y yo la consideraba especial, pero no se pueden controlar los sentimientos de la otra persona.
Yo ya sé que no se puede hacer nada y ella nada quiere saber de volver, pero aunque me duela, tiene razón, si ya no hay los mismos sentimientos sería absurdo continuar. 

Hablando y no callando es como se hubieran aclarado las cosas, habiendo dado motivos que yo hubiera percibido antes y no haciendo que no me lo espere.

Y es que he perdido a quien quería de verdad, pero hay recuerdos que nunca se borran y personas que nunca se olvidan.

Ahora es cuando comienzo a encontrar algunas respuestas a las preguntas que me atormentaban, viendo que yo he provocado inconscientemente el cambio de sus sentimientos por una forma de ser que no me pertenece.

Y es que para querer a alguien primero te tienes que querer a ti mismo, y yo no me he querido a mi haciendo que dejen de quererme. Estando acomplejado por algo que no llegó a conocer porque decidió acabar con lo nuestro repentinamente.

Si lo hubiera sabido antes habría intentado cambiar mi actitud, porque a veces nos comportamos de manera distinta a lo que somos, pero ahora ya es tarde, no siente nada por mí.

Tal vez sentiría algo si hubiera conocido al verdadero yo, porque en más de una ocasión no era yo el que estaba ahí.

Ha pasado ya un mes desde que nos despedimos, un mes en el que te planteas muchas cosas...

Y ahora me veo en algunos momentos y ella en vez de sentir cariño, lo que habría sentido sería pena, pena por ver a alguien que se emociona ante una tontería.

Yo hice que sintiera amor por mí y que fuese feliz y sin quererlo ni saberlo, tuve la culpa de que dejase de sentir lo que yo sentía por ella y que cambiasen sus sentimientos.

¿Quién me iba a decir a mi que le iba a dar más vueltas a la cabeza ahora que durante la relación?, bueno, ¿quién me iba a decir a mi que esto se acabaría? 

Al final, mi inexperiencia en todo lo que conlleva una relación es lo que ha fallado, al igual que ella haya sido la primera persona a la que he querido. 
Fue bonito mientras duró nuestro amor...

Tal vez, si no me hubiera comportado como lo hice en algunos momentos todavía sentiría lo que sintió por mi.

Me horrorizan sus últimas palabras, aquellas que jamás imaginé que irían dirigidas hacia a mi. Aquellas que me despiertan cada noche...

Uno de mis errores fue que todo girase en torno a ella y que en vez de que fuera alguien que me completara, quise que formase parte de mi además de cogerle cariño demasiado rápido y quererla más que a mi mismo.

La consecuencia de estas rupturas es que cambias porque sufres y aprendes de ello haciendo que te cierres al amor por temor a que vuelva a ocurrir lo que te hizo sufrir.

Me hizo creer en el amor y también me ha hecho creer en el desamor habiendo aprendido mucho con ella pero también ahora que no está junto a mi.

Con el paso del tiempo voy dejando de sentir lo que sentía y me voy conociendo a mí mismo, aquel que era feliz por sí sólo.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao