Historia real, de una bebé Ñu

Por Jesús A.
Enviado el 21/04/2016, clasificado en Infantiles / Juveniles
320 visitas

Marcar como favorito

En la sábana, la mayoría de las cosas que pasan, son muy crueles. Sin embargo, a veces también ocurren historias tiernas: como la de un Ñu hembra, que al terminar de parir, fue atacada por una leona; de la que pudo huir, esperando algo alejada a ver qué pasaba con su bebé hembra, que ni se había levantado y cuando hasta él llegó la leona, en vez de matarla de un bocado; allí se quedó a la sombra, pasando la boca por su cuerpo, como si quisiera lamerla. Al levantarse la bebé Ñu, en la leona quería mamar, al tomarla como su madre; sin embargo, no le era posible, pues su instinto era mamar hacia arriba y al estar acostada, le mamaba en el cuello.

De esa manera, pasaron las horas de más calor y en un momento dado, la leona viendo a los Ñus no muy alejados, se levantó y quiso atacarlos, perdiéndose entre la maleza, detrás de alguno. Que fue cuando nuestra bebé se alejó de donde estaba, hacía el lado contrario a la leona, metiéndose entre la manada un tanto esparcida, buscando a su madre entre los Ñus, que todos la rechazaban. Por lo que, no la pudo encontrar, teniendo que dormir sola en medio de una tormenta, que se desató, cuando ya era de noche.

A la mañana siguiente; nuestra protagonista que aún seguía viva, de casualidad encontró a su madre de la que mamó la primera leche y con ella se metió en medio del rebaño. Más tarde, su progenitora quedó atrapada en una charca y ella estando a su lado, vio que su madre no podía salir de aquella prisión y aunque dudó: de allí al final se alejó buscando al rebaño. Estando en ello le atacaron tres leonas; a las que pudo esquivar corriendo delante de ellas. También su madre pudo salir de la charca, que la aprisionaba, reuniéndose poco después con su hija en medio del rebaño y este, luego se trasladó a otra parte, en donde tendrían mejores pastos, por estar en tiempos de lluvias; aunque tuvieron que cruzar un río, en donde nuestra jovencita Ñu, pudo esquivar a los cocodrilos, que estuvieron a punto de atraparla.

Cuando regresó por segunda vez, de otra emigración, a nuestra Ñu le atacaron tres guepardos por detrás del rebaño y aunque al principio corría como todos los demás. Luego se revolvió en contra de ellos invistiéndoles, teniendo que desistir las alimañas de su intento, ante la mirada un poco alejada de todo el grupo. Nuestra protagonista, antes de iniciar una tercera emigración, también ella llegó a ser madre. Terminando aquí la historia de la bebé Ñu; que desde que nació, salvó su vida en situaciones increíbles. Esta es una historia reducida, de un reportaje de TVE, segunda cadena.       


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com