El niño invisible

Por Jesús A.
Enviado el 30/04/2016, clasificado en Infantiles / Juveniles
336 visitas

Marcar como favorito

Este era un niño que con tan solo 7 años, un día para su sorpresa comprobó que podía volverse invisible cuando le apetecía y desde ese momento se dedicó a utilizar esa estrategia, siempre que nadie lo viera, porque no quería que alguien se diera cuenta de ello. Pero con eso y como ejemplo, a veces cuando tenía un disgusto con alguno de sus compañeros, se retiraba de su vista y al regresar junto a él con su invisibilidad le daba una buena colleja, no obstante, el que se la llevaba, al no ver a nadie, no le podía responder, quedando aturdido y preguntándose quien me daría a mí, esa colleja.

Este niño fue creciendo y cada vez más aprovechaba su invisibilidad para hacer travesuras a sus amigos y amigas, a las que, al estar invisible las pellizcaba, las abrazaba y les daba besitos, sin que ellas supieran de quien se trataba, aunque sí que notaban que era un ser real y no un fantasma.

De esa manera, fue pasando el tiempo y con ello ese niño se fue desarrollado, hasta convertirse en un joven adolescente, al que con su táctica de hacerse invisible, sin que nadie lo viera, no había chica que se le resistiera, ni compañeros que se pudieran librar de sus travesuras. Aunque en la ciudad en que vivía, al suceder esas cosas tan raras, corría el rumor de que había un fantasma. Hasta que aquel joven se trasladó a otra ciudad, en donde sigue haciendo sus travesuras. Sin embargo, no hace mal a nadie, solo es como medio de diversión y de experimentar nuevas aventuras. Ahora con jóvenes y chicas (a las que liga cuando quiere), más o menos de su misma edad.

¡¡¡HAY!!! QUIEN PUDIERA VOLVERSE INVISIBLE, PARA DIVERTIRSE COMO NUESTRO PROTAGONISTA.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com