Explorando mi nueva vida: En Francia

Por Death-Angel
Enviado el 04/05/2016, clasificado en Adultos / eróticos
4189 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

- ¿Nos asignaron la misma habitación? - Y así es como nos recibe la hermosa ciudad del amor

- ¿por qué estás tan molesta? Fue una equivocación de uno de nuestros empleados, relájate ¿quieres?

- Claro Esteban tendremos que dormir en la misma cama

-¿ Y qué? ya lo hemos hecho- Ese último comentario simplemente me enfureció, tomé mis maletas y decididamente ingresé al ascensor, quería ir a mi cuarto, dormir, descansar, pensar y ahora tenía que hacerlo en la misma cama con la persona con la que perdí mi virginidad, con solo cuatro pasos me alcanza y me mira con esa cara llena de desconcierto - ¿Por qué te molesta tanto?

- Dormir con alguien que ha dormido con medio Canadá - dije casi en broma, al instante me di cuenta de que para él la broma no fue tan buena

- ¿De donde sacas eso?, ¿acaso no me conoces? hace más de 15 años nos conocemos, siempre supiste de mi, sabes que no vine a Canadá para alejarme de ti, sabes que tenía que hacer esa operación, sabes ¿cuanto te extrañe?, ¿y qué juzgas? a los 8 meses de irme te metiste con un tipo, te enredaste con el por 6 años y te ibas a casar demonios te ibas a casar ahora no me vengas con eso - La expresión de mi cara no podía leerse, mi sorpresa era tanta que lo único que podía hacer era abrir los ojos-

- Yo no me iba a casar - fue lo único que atiné a decir, lo que realmente no fue una respuesta muy inteligente, sin darnos cuenta del tiempo llegamos a la habitación, una cama matrimonial nos esperaba, ninguno mediaba palabra hasta que Juanes dijo que iría a bañarse, yo simplemente me limitaba a asentir mientras estaba absorta en los recuerdos. Juan Esteban y yo nos conocíamos hace más de 15 años, éramos amigos de infancia, mis hermanos Mateo, Daniel, las pequeñas Sofía, Sara, Juanes y yo crecimos juntos, éramos como una familia. Esteban sufría un problema en el corazón por lo que tuvo que irse a Canadá a ser operado cuando tenía 17 y simplemente no volvió, siempre había estado enamorada de él y al parecer era mutuo, así que me confesé preparada para su rechazo, por eso me sorprendió tanto que me aceptara, fui mi primera vez, mi primer beso, mi primer amor y simplemente se fue a Canadá se operó y se tatuó el pecho para cubrir la cicatriz 

- Ya acabé ¿Cómo estas?

- Tu tatuaje, es tan hermoso

- ¿Tu nunca lo has detallado no?

-¿De qué hablas?

- Eres tú

- Jajajajajaja ¿qué?, eso es una mujer lobo, con la luna de fondo

- Es tu cara - me acerqué a detallarlo de la manera más minuciosa posible

- ¿qué demonios?, es verdad, soy yo, yo, ¿tu me tatuaste en ti? - tengo que huir - me voy a bañar 

-¿vas a huir? - Durante la ducha repase cada lugar de su cuerpo, repasaba cada detalle del tatuaje, ¿cómo es que no había visto mi cara ahí? aunque nunca había tenido la oportunidad de verlo en detalle, salí me vestí y me dispuse a dormir pero una pregunta rondaba por mi cabeza y no me dejaba pensar claramente - ¿por qué ese tatuaje? 

- Ven a la cama

- No

- Vamos - sin más me acosté a su lado, me arropó con las cobijas y me acercó a él, su mirada parecía rogarme estar ahí y yo no podía resistirme a ella - no quiero que sea solo por esta noche, no quiero perderte de nuevo

- ¿De qué hablas?

- Tenemos una historia ¿sabes?, ¿sabes cuán enamorado estaba de ti? cuando te conocí eras un niño, jajajaja revoloteabas por ahí, saltabas. gritabas, nada te asustaba, eras genial, y luego creciste y seguías siendo un niño con senos y una gran cuerpo - gracias, gracias me encantan tus cumplidos - pero me enamoré de ti, no veía a ninguna más, no pensaba en ninguna más y luego nos besamos y me volviste loco, por Dios estaba loco por ti, y no me importaba si moría, me quería quedar por ti y quería luchar por ti, luego hicimos el amor y simplemente te quedaste en mi, pero luego tuve que irme y eso me jodió, pero sabía que nos íbamos a volver a ver, y luego me contaron lo tuyo y eso me enojó y yo simplemente me acostaba con las mujeres que quería pero no podía sacarte de mi mente y eso es un asco porque sabía que no sentías lo mismo. Luego simplemente volviste y te odiaba, intentaba odiarte y te ofrecí trabajo, quería hacerte sufrir pero me mataba, me dí cuenta de que es lo mismo, el sentimiento sigue acá, tu sigues acá y fuera de todo vives conmigo y eres jodidamente tentadora y simplemente no puedo odiarte

- En mi defensa tu también eres jodidamente sensual jajajajajaja

- Te deseo, Quiero tenerte, déjame tenerte no solo por esta noche, te quiero ahora y te querré siempre - Y sin decir más, me besa, al principio es un beso tímido pero luego se transforma en un beso apasionado que me envuelve y me deja sin aire, se separa un momento y empieza a descender por mi cuello y me hace sentir miedo, siento miedo de que el deseo me descontrole

- Essppeeraa 

- Ya he esperado demasiado - me aferró a su espalda desnuda mientras me besa desesperado sobre mi pijama - no me importa que mañana me odies, solo quiero sentirte mía, por favor solo se mía - me sube la blusa de la pijama y acaricia mis senos pero no es una caricia suave es una caricia hambrienta y firme, mis pezones no pueden estar mas erectos y siento como mi vagina se empapa hambrienta de él - no tienes por que contenerte

- Esteban - Tiemblo con su toque, con sus besos, con su voz, con cada palabra que susurraba a mi oído, con su respiración agitada, me quita el pantalón más rápido de lo que yo me doy cuenta, siento el viento helado por mis piernas y reacciono acurrucándome sobre mi cuerpo - No!!, espera, no más!!, no quiero que me veas desnuda 

- Suelta tus manos - su voz me hacía saber que no me estaba pidiendo un favor, me estaba dando una orden

- No quiero que lo veas, mi cuerpo no es..

- Es hermoso!! y me enloquece, sueño con él, me asfixio con él, lo deseo y lo amo, Te Amo y no me importa como crees que se vea, para mi es perfecto, eres perfecta y solo puede ser tu - Me toma suave de las muñecas, me cubre con la cobija y se mete debajo de ella, suelta mis manos y comienza a besar cada parte de mi cuerpo, mi cuerpo reacciona, suspiro e intento silenciar mis gemidos, me mira con esa mirada profunda, deseosa, como un depredador mirando a su presa, tiemblo, quiero más y él lo sabe, besa mis piernas, las recorre, se acerca a mi entrepierna, siento su aliento, me tienta y se aleja de mi 

- Ahh carajo!! - siento cuando sonríe

- Pídelo ¿qué deseas?

- Tu lo sabes por favor - digo con un hilo de voz

- pídelo - me ordena

- Tu boca Mmmm por favor

- Que buena chica eres....

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com