Explorando mi nueva vida: En Francia 2 parte

Por Death-Angel
Enviado el 04/05/2016, clasificado en Adultos / eróticos
3411 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

- Por favor dame tu boca - lo digo suplicando casi sin aire, sin mi control 

- Como ordene mi reina - se acerca aún más 

- Ahhhhhh!! - su aliento caliente me hace gemir, lo tomo de la cabeza, no puedo aguantar más y en un solo movimiento lo hundo en mi, empieza a lamerme, bebe de mi, estoy tan mojada, tan excitada, no puedo simplemente disimularlo, juega con mi clítoris, se sumerge en mi, introduce su lengua en la entrada de mi vagina, me esta enloqueciendo - Para, me voy a volver loca - siento como sonríe y vuelve a hacer su trabajo - Mmmmm más - no puedo parar de gemir, cada toque de su lengua me hace gemir, me hace suspirar, quiero gritar, siento como si la electricidad recorriera mi cuerpo y no que queda más que entregarme a ese placer, a esa locura - me vengo Ahhh!!! - mi cintura se levanta en su dirección y el bebe de mis jugos como si nunca hubiera probado un manjar más exquisito, mis piernas no paran de temblar y el sale de mi, triunfante, sonriendo con esa picardía que me mata

- Así te quería ver mi reina, retorciendo cada parte de tu cuerpo por mi - como puedo recupero algo de compostura, lo tomo del pecho y me subo sobre él, su expresión de sorpresa me hace soltar un risita 

- Ahora vamos a que es lo que pasa cuando un demonio le quita el alma a un dios - suelta una risita que rápidamente se transforma en un gemido, hundo mis uñas en él, acaricio su pecho, intenta tomarme de la cintura pero tomo sus manos y las pongo sobre la cabeza, me acerco a su boca - no señor, solo yo puedo jugar esta partida - lo beso apasionadamente mientras estrego mi humedad a su erección que se siente sobre el pantalón de su pijama, bajo besando por todo su cuerpo hasta llegar a su pantalón, me ayuda a deshacerme de toda su ropa dejando su pene al aire, me deja sin aire, lo nota y en medio de una risita juguetona me pregunta que sucede 

- Es más grande de lo que recuerdo, eso no va a entrar en mi 

- Jajajajaja claro que sí mi reina, con lo mojada que estas y con lo mojado que me tienes algo se puede hacer - tomo su pene entre mis manos y me dispongo a agachar mi cabeza pero él me detiene - no mi reina, no me gusta que me hagan oral - lo miro con una cara divertida, quito su mano de mi cabeza y empiezo a lamer la punta de su pene 

- Harás lo que yo quiera - Mmmmm escucho sus gemidos, saboreo cada parte de su pene con mi lengua, lo repaso de arriba a abajo y eso lo enloquece 

- ¿Donde demonios aprendiste eso? - Mmmmm y lo que me falta por enseñarte, no dejo que tengas tiempo de más preguntas, lamo y chupo tus bolas, te obligo a subir tu cintura, lamo ese delicioso lugar que se encuentra entre tus bolas y tu ano, Ahhhhh!! gimes y eso hace que me excite aún más, dices mi nombre, apenas se oye, apenas respiras, jadeas, gimes, me haces tener más ganas de ti, lamo cada parte, doy pequeños mordiscos donde puedo, te enloquece y me llevo tu pene a la boca, para mi en obvio que no podré con él pero eso no significa que no lo vaya a intentar, primero entra esa suave y deliciosa punta la saboreo, la muerdo, tus manos tiran mi cabeza hacia abajo, lo resisto, será cuando yo quiera, tu cuerpo se retuerce, tiemblas jadeas - me voy a venir - apenas alcanzas a decirlo cuando tu líquido caliente llena mi boca, es demasiado, cae en mis manos, en mis senos, en mi estomago - Demonios 

- Mmmmm así te quería ver mi rey - le digo triunfante, con una sonrisa en mis labios, masajeándome con su semen, me besa, se acuesta sobre mi, recorre mi cuello, se acerca a mi oído y me susurra 

- ni creas que esto termino aquí - siento como su pene recobra fuerza y eso me humedece aún más - vas a ser mía mi reina y no podrás curarte de mi - clavo mis uñas en su espalda, no quiero curarme, abro mis piernas y levanto mi cintura quiero que sepa que lo deseo, siento mi interior ardiendo - Te deseo

- Mmmmmm deja de torturarme - Juega con su pene en la entrada de mi vagina, ardo en deseo, no puedo más, empieza a penetrarme - Ahhhh!!! por Dios Mmmmmm sii - lo siento llenarme, caliente y duro

- Dios estás tan apretada - empieza a moverse su ritmo me mata, alzo mis caderas, quiero más, necesito más

- Mmmmm Ahhhhh!! Dame más - atiende a mi orden y empieza a moverse más - siii que rico!!!

- Mmmmmm es demasiado espera, no puedo dejar que todo acabe así - Me pone a cuatro patas - mmmm me encanta ese culo - empieza a lamer mi ano

- Ahhhh!! por favor - entiende mi súplica y vuelve a introducirse en mi, grito y me sostengo de la cabecera, llegó tan profundo, mi cuerpo reacciona, nunca me había sentido así y él lo nota 

- Si, mi reina compórtate como una prostituta en la cama, eres simplemente deliciosa - cada cosa que me dice me calienta más y hace que me mueva con más ganas, me duele, me quema pero el placer es aún mayor y solo pienso en que quiero más, mi cuerpo pide más y él simplemente esta ahí para complacerme, comienza a moverse más rápido, suelto la cabecera y tiro mi cuerpo hacia la cama, muerdo la almohada para evitar que mis gritos se escuchen, siento como su pene empieza a palpitar y me llena, mi vagina reacciona y se llena de espasmos incontrolables. Gimo tan fuerte como puedo y me dejo caer en la cama, él se acuesta a mi lado, ninguno de los dos tiene suficiente aire en los pulmones como para hablar, nos sonreímos, él me abraza y nos cobija - Esto solo es el principio mi reina 

- Mmmm que bueno porque quiero mucho más.....

Dormimos como bebés hasta el otro día, amanecimos abrazados, el despertó primero, me miraba con esa sonrisa pícara que me mata y yo simplemente entendí que lo de la noche anterior sería el comienzo

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com