PREMONICIÓN

Por Ámbar
Enviado el 04/05/2016, clasificado en Intriga / suspense
596 visitas

Marcar como favorito

Todos los viernes,después de terminar las clases en la  universidad,acostumbraba retirarme con mis dos pequeños hijos a una pequeña ciudad cerca de la montaña .Allí vivía Juanita,una compañera de estudios con la que había hecho una bonita amistad.

Algunas veces era ella quien se hospedaba en mi casa.Era una chica sencilla,de baja estatura,sus ojos apagados daban la sensación de un cansancio permanente;sin embargo bajo esa aparente simplesa,existía una joven despierta y hasta burlona.Tenía un lunar negro y redondo en medio de la frente,al estilo de la marca de las mujeres de la India;claro que a diferencia de éstas ,el de mi amiga era completamente natural.

Mi esposo era un hombre complaciente,de tal manera, que no ponía ninguna objeción a mis actividades de fines de semana y creo que algunas veces lo hacía por conveniencia .Un  hombre como él,guapo,joven ,inteligente y jefe de Recursos Humanos de un prestigiosa empresa,no le venía nada mal algunos fines de semana  libre de la alianza matrimonial.Digo esto por cuestion femenina,realmente ninguno de los dos eramos obsesos el uno del otro;en realidad teníamos un maravilloso matrimonio.

Volviendo a mis fines de semana en la montaña,ese viernes después de terminar las clases,mi esposo pasó a recogernos en su coche y nos dirijimos rumbo a la pequeña ciudad .El clima era súper agradable y aunque era tiempo de verano los constantes bajareques o diminutas lloviznas rociaban la ciudad,trayendo la consecuente baja temperatura.Los niños y yo ibamos bien abrigados;me encantaba el lugar,pero no soportaba muy bien las bajas temperaturas.

Nos despedimos con tiernos besos y abrazos y quedamos en que nos recogería el domingo por la tarde.Nos instalamos comodamente en casa de Juanita,casa que conocíamos como la nuestra,pues teníamos varios años frecuentándola ,sobre todo en la estación de verano, ya que mi ciudad era muy calurosa. 

Los niños pasaron parte de la tarde jugando con los sobrinitos de mi amiga y nosotras nos fuimos a dar un corto paseo por el pueblo.Llegamos a una heladería donde también preparaban deliciosos batidos y licuados de frutas naturales ,especialmente  de fresas ,frambuesas,duraznos y otras tantas que se producían en el lugar y eran propias de la estación .

Cerca de las ocho de la noche regresamos a casa.Yo me di una ducha y me puse el pijama.coloqué dos  cojines en el mueble del salón y me dispuse a realizar mi lectura correspondiente"El Alquimista" de  Pablo Cohello. Eran las ocho y treintade la noche.Abrí el libro en la página señalada con un separador,recuerdo, página 35.Al comenzar a leer las primeras líneas  sacudí levemente la cabeza pues tuve la sensación de haber visto unos delgados hilos de sangre sobre las líneas de escritura.

Cerré el libro manteniendo mi dedo índice en la página 35 ,igualmente cerré los ojos esperando se me desvaneciera esa extraña visión.Hice un segundo intento,pero esta vez toda la página se convirtió en delgados hilos de sangre ,que empezaban a desbordarse hasta mis manos.Volví a cerrar el libro, esta vez me senté bruscamente ,mientras mi corazón empezaba a latir aceleradamente._ Qué está  pasando me dije_Juanita ,que me observaba, me preguntó_¿Te sucede algo ? Moví negativamente la cabeza y traté por tercera vez retomar la lectura.La visión que tuve me hizo lanzar una incoherente interjección que ni yo misma entendí.

Sobre las páginas del libro vi el rostro de un hombre,al cual no podía distinguir claramente.Su rostro estaba completamente ensangretado,por un monento me pareció que era uno de mis hermanos,pero también me pareció ver a mi padre.Estaba como en shock,no sabía lo que me estaba sucediendo.¿Por qué esas visiones aparecían de manera secuencial y progresiva?

Me levanté del sofá y me dirijí a la habitación diciendo en voz alta _me duele la cabeza no puedo leer así.Creo que lo hice para despejar mi mente ,que en ese momento tenía muy confundida_me metí a la cama,pero fue imposible conciliar el sueño,pues cada vez que cerraba los ojos venía a mi mente esa macabra visión que había visto en las páginas del libro.

No supe con certeza a que hora me quedé dormida...me desperté con el timbre del teléfono,rápidamente salí de la cama y llegué hasta el salón,sentía deseos de no contestar.Miré el reloj que colgaba de la pared,marcaba justamente las seis de la mañana .Todos dormían era demasiado temprano para levantarse...el timbre del teléfono seguía sonando y me pareció como un llanto desconsolado que me martillaba los oídos despiadadamente.Al fin vencida por la angustia levanté el auricular y dije como arrastrando las palabras_¿qué le ha sucedido a papá?_ del otro lado de la línea escuche la voz llorosa de mi hermana_¿Ya lo sabías,quien te lo ha dicho?

_Sólo dime que le ha pasado_respondí casi sin aliento... _anoche sufrió un  accidente automovilístico y está muy grave,ven pronto_ Cuando llegué al hospital  y pregunté a mis hermanos a que hora había ocurrido el accidente,me dijeron al unísono,a las ocho y treinta de la noche.No hice ningún comentario y me dejé caer sobre una butaca de la sala de intensivo.

 

 

 

 

 

 

 

 

'


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com