Aquel ascensor

Por Los 5 Sentidos
Enviado el 13/05/2016, clasificado en Adultos / eróticos
8908 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Imagínate... Subiendo con él en el ascensor, Acerca su mano a tu cintura... Y cuando apenas unos milímetros separan vuestros labios el ascensor se para en el tercero. Aprovechando te coge de la mano, la notas cálida!

Antes de introducir la llave en la cerradura, se vuelve y notas como sus ojos se dirigen hacia tus labios carnosos, acercándose... Acechándolos, se lanza en un golpe de fe juntando sus labios con los tuyos mientras sus manos se posan en tu cintura, notando como te agarra con firmeza...
Como a las 12 de la noche del reloj de Cenicienta para de besarte para continuar abriendo la puerta, dejándote con deseos de más...

Nada más abrir la puerta se vuelve a girar, te vuelve a mirar, mientras sus manos van a tu culo, levantándote en un suspiro, mientras notas su fuerza... Como te coge con firmeza, a la vez que se lanza a tus labios, sus besos empiezan a bajar hacia tu cuello... Hacia tu oreja, fundiéndose en cada beso, en cada caricia...

Se dispone a posarte encima del sofá pero las ganas son inevitables y decide quedarse en la mesa, posándote con el cuidado de una abeja al aterrizar en una amapola, levanta tus brazos y con sus cálidas manos empieza a desnudarte, quitándote la parte de arriba; Notando las yemas de sus dedos... Saltando chispas en cada roce... Aumentando el deseo, las ganas de diversión...

Lo miras con ganas… Con ganas de que empiece el momento de fundirte con él, juntando vuestros cuerpos...

Ya solo tienes el tanga, por un momento te sientes indefensa pero te brindas a el, simplemente te dejas llevar... Empieza a besarte el vientre... Mientras sus manos empiezan por tus brazos... Serpenteando cada poro de tu antebrazo... Lentamente, fundiéndose en cada caricia, pasa por tus hombros, llegando a tus senos, acariciándolos suavemente... Con delicadeza, más suave que un relojero...

Notas su agilidad con los dedos, moviéndose por tu torso desnudo, mientras continúa besándote el vientre... El ombligo...bajando hasta llegar al tanga. Notabas como se acercaba y al siguiente segundo se alejaba, dejándote de nuevo con las ganas.

Sus manos empezaron a bajar, siguiendo las pistas de tus costillas... La autopista de tu costado, saltando chispas, como si una tormenta se estuviera fraguando en el interior de los dos cuerpos. Por fin llegó a esa prenda tan ansiada y que tanto te sobraba en aquel momento, deseosa de que te la quitara levantaste sutilmente tu cintura para facilitarle el trabajo, y que pudiera sacarla como si de un embalaje nuevo se tratase...

Dejándolo al descubierto, empezando a besarte el muslo... Suavemente con tranquilidad... Haciendo que te aumente de nuevo el deseo, notando como van aumentando esas ganas de tempestad...

Cada vez está más cerca... Notas sus labios cálidos, mientras sus manos vuelven hacia tu torso... Acariciándote los senos... Presionándolos suavemente...

 

(Dejen su opinión por favor.)

 

Para mas informacion: https://relatoslos5sentidos.wordpress.com/


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com