Mi libro, C. 22

Por Jesús A.
Enviado el 16/05/2016, clasificado en Varios / otros
148 visitas

Marcar como favorito

Revueltas Burguesas de Sahagún

Se les llama a revueltas burguesas de Sahagún a los levantamientos y al desbarajuste provocado por las clases pudientes de la localidad de Sahagún en los siglos XII y XIII. Se puede diagnosticar dos rebeliones: La Primera Revuelta de Sahagún, se llevó a cabo desde 1.111 a 1.116. La Segunda Revuelta de Sahagún, fue en el siglo XIII.

La Primera Revuelta de Sahagún: Fue la más significativa de las dos. Se llevó a cabo del año 1.111 al 1.116 teniendo como cortina de apoyo al conflicto que enfrentaba a la reina Urraca de León y Castilla y Alfonso I de Aragón el Batallador.

Al principio del siglo XII la localidad de Sahagún atraviesa un momento de desarrollo y de esparcimiento, básicamente por su posición en el Camino de Santiago y al Fuero de Sahagún otorgado por el monarca Alfonso VI, quien perseguía captar ciudadanos para la localidad con la adjudicación de avales y eliminación de impuestos, pero admitiendo el mando administrativo y jurídico del clérigo del Monasterio.

La clase adinerada, beneficiada por esta coyuntura, gozó de mucho progreso a finales del siglo XI; su opulencia aumentaba, aunque era Monasterio el que dominaba la totalidad de las perspectivas administrativas y legales de la localidad, de esa manera el desánimo empezó a surgir en los ciudadanos de Sahagún.

La guerra de León: En el 1.109 se produjo la boda de Alfonso I de Aragón y de Urraca, hija de Alfonso VI, quien poseía un vástago de su casamiento con Raimundo de Borgoña, quien se transformaría posteriormente en el monarca Alfonso VII.

Alfonso VII fuera mandado para su instrucción a Galicia, con la custodia de Pedro Froilaz, conde de Traba. Las clases adineradas leonesas no veían con buenos ojos la última boda de Urraca, pues sospechaban que la boda con el rey de Aragón podría dañar sus réditos.

Por este motivo, un extensa parte de la aristocracia, liderados por Pedro Froilaz, se alzó contra los recientes reyes, nombrando monarca de León a Alfonso VII. Los reyes en el estío de 1.110 se opusieron atacando a Galicia, sin embargo las disputas entre los dos causó que no regresaran juntos de la expedición y que Urraca se cubijara en Sahagún, lugar en el cual el arzobispo Bernardo le dio el aviso del papa que invalidaba su boda con Alfonso por parentesco, después de esto se dirigió a León.

Estallido de la revuelta: Entretanto, el ejército aragonés proveniente de Galicia llegara a Sahagún y los pudientes de la localidad solicitaron su apoyo contra el clérigo don Diego, logrando que huyera, el cual ha tenido que esconderse en el templo.

Algo más tarde, al enojo de los ricos se sumó el de los campesinos. Así, en un momento que el clérigo don Diego se hallaba en Grajal, a pocos kilómetros de Sahagún, ha tenido  que escapar corriendo para no perecer, continuando escondido por bastante tiempo.

Aunque cuando el ambiente se tranquilizó, don Diego regresó a Sahagún, abandonando  su puesto, que lo ocupó don Domingo, con el arzobispo Bernardo como declarante. Aunque, mientras, que los ricos de nuevo acudieron a Alfonso I, este llegó Sahagún con su ejército, tomando la localidad y designó prior a su hermano Ramiro (más tarde Ramiro II el monje), que cedió a las suplicas de los poderosos. Era el 11 de marzo de 1.111.

Pero, finalizando 1.111, se suceden otras luchas en la localidad, ahora entre ricos y los campesinos. Luego del triunfo del principio, los pudientes querían hacerse con las tierras posesión del monasterio, lo que se desaprobaban los agricultores, que se preocupaban por garantizar su existencia. Lo que condujo a feroces combates entre las dos partes, en  tanto que los portavoces forzados por Alfonso I de Aragón, estaban fuera de estos hechos.

Al final, el prior don Domingo en 1.114 pudo volver al Monasterio y algo más tarde, después de hablar con los rebeldes, la reina Urraca logró restaurar el sosiego en la localidad, terminando así la principal rebelión aburguesada.

Sin embargo, los poderosos han tenido que aguardar hasta que Alfonso VII de León en 1.152 publicara las nuevas franquicias para poseer, finalmente, los bienes por los que pelearán.

La Segunda Revuelta de Sahagún; Primeros conatos: Esta Segunda Revuelta se produjo bien entrado el siglo XIII, en la cual sobresaldrá Ruy Fernández de Sahagún, nacido en la localidad y que alcanzaría el puesto de magistrado en el sequito de Alfonso X el Sabio.

Al principio, en su totalidad aparentaba restringirse a un inocente choque entre Ruy Fernández y el prior Guillermo II de la Calzada, por la parcela en la cual se estaba construyendo el Hospital de Peregrinos alrededor de 1.231. Por las reiteradas acusaciones del prior por las intimidaciones y violencias de Ruy Fernández, Fernando III encarga a su Alguacil Mayor Álvaro Rodríguez el arresto de los líderes, al final, el asunto  se solventa con una multa de 5.000 maravedíes. La reina Beatriz de Suabia, mujer de Fernando, cogió el Hospital bajo su custodia. Sin embargo, continuarian realizándose trifulcas entre los dos bandos en el trascurso de los años posteriores.

El episodio de 1.245: En 1.245 Las clases altas de Sahagún culparon al prior de pastar sus manadas en terrenos colectivos, llevando sus quejas delante del rey.

Para proteger su razón, el prior don García de Cea ha tenido que desplazarse a Sevilla, lugar en el cual se hallaba por un tiempo Fernando III. Al final, el dictamen del sequito fue nuevamente favorable al monasterio, dictaminando la requisación de las posesiones de los aburguesados, la prisión de los responsables en la Torre del Oro y el abono de 10.000 maravedíes al monasterio como compensación.

Los acontecimientos de 1.252: Al fallecer Fernando III en 1.252, le sustituyó su vástago Alfonso X, y los rebeldes han sido sacados de la prisión.

Ruy Fernández, que fuera designado magistrado en el sequito del rey, de nuevo se quejó ante el monarca de las acciones del prior que, a su parecer, nominaba puestos en contra del fuero e imponía a los cautivos de la próxima abadía de San Pedro de las Dueñas a hacer trabajos para el claustro de Sahagún.

A pesar de que las cuestiones con San Pedro habían sido ventiladas con premura, el tema de las nominaciones ilícitas de puestos se dejó hasta el dictamen del rey. Mientras tanto, Ruy Fernández siguió acosando a los puestos nominados por el prior y al mismo prior.

En 1255 y por las reiteradas suplicas del monasterio, Alfonso X dictaminó que Ruy Fernández y sus admiradores, fuesen sentenciados al patíbulo. De otra parte y para eludir que problemas parecidos se repitieran de nuevo, Alfonso X anunció el 25 de abril de 1.255 los Novísimos privilegios de Sahagún, que darían más importancia a la localidad llevando a cabo determinaciones, solventando la lucha entre el claustro y los burgueses.   


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao