BSO

Por Annbethquim
Enviado el 23/05/2016, clasificado en Varios / otros
295 visitas

Marcar como favorito

Leí una frase que me gustó: “No hay mayor infidelidad que dedicar la misma canción a dos”.

Absurdo pero cierto.

Cada canción tiene nombre y apellidos. Hablan por sí solas y tienen vida propia. Tú tuviste más de una canción, y ahora, que no estás, siguen siendo tuyas. Me hablan de ti, de lo que me hiciste sentir. Eres el dueño de melodías y letras, de rimas y acordes. Te regalé parte de la banda sonora de mi vida. Fui generosa, o tal vez una egoísta. Tú te irías, pero tus canciones se quedarían conmigo para traicionarme de vez en cuando.

Y hoy me pregunto, ¿Habrá alguna melodía con el poder de despertar mi recuerdo en tu vida? Me gusta pensar que si, nunca me dedicaste ninguna. No signifiqué tanto, solo fui un ave de paso, sin rango de amante, sin rango de amiga, sin rango de nada.

Pero eso también tiene una canción que me autodediqué.

No pongas cuidado, que siempre tuve esa mala costumbre y hay más que tienen canciones a su nombre. Dame una moneda y te pondré a funcionar mi gramola. Seguramente te tocara una lenta, de esas de bailar en el mismo lugar, pisando la misma baldosa, de las de “Put your head on my shoulder, hold me in your arms,” Igual con suerte tienes una de taburete y cerveza en un bar, o una para callejear por la gran ciudad. Pero seguro que hay una de despedida con un adiós y dos besos para los dos.



Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com