El padre de mi amiga (Parte 2)

Por Nena_calientaMaduros
Enviado el 26/05/2016, clasificado en Adultos / eróticos
9641 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

LETICIA: eres un cabrón!

NACHO: por?

L: por tu culpa pase la mayor vergüenza de mi vida

N: qué te ha pasado?

L: por lo del padre de mi amiga. Te hice caso y madre mía. No voy a poder volver a casa de mi amiga

“Leticia vuelve a hablar por chat con Nacho. En esta ocasión le cuenta a su amigo maduro que puso en marcha su plan de intentar un acercamiento con el padre de su amiga. Le estuvo esperando a que saliera del trabajo y fingió un encuentro casual. Después como Nacho le había aconsejado, le quiso invitar a comer, pero el padre du su amiga le dijo que no podía. Leticia está muy disgustada, pensando que sabe que le gusta y con miedo a que se lo pueda contar a su amiga.  Sin embargo, unas semanas después, Leticia vuelve con nuevas noticias.”

 

L: tengo que contarte algo del padre de mi amiga, que me tiene loca

N: eso ya lo sé

L: pero en todos los sentidos. Loca de que me enloquece, y loca de que no sé de que va

N: ya sabes lo que pienso yo. Estoy convencido que le apeteces. ¿Y a quien no?

L: pues es que hay novedades. El otro día,  como sabes, hice lo que tú me dijiste. Fui a casa de mi abuela, esperé a que fuera la hora en que él sale, que encima tuve que esperar 20 minutos en la calle porque se retrasó. Fui a él, lo saludé como si fuera un encontronazo y le propuse ir a comer pero me puse muy nerviosa y lo notó.  Él me dijo que no podía, pero me hablaba y me sonreía como pensando, Leticia se te ha visto el plumero y yo me quedé súper avergonzada porque encima que me había salido mal, me había delatado y hasta el finde pasado no me atrevía a volver a casa de mi amiga, por vergüenza. Cuando la veía temía que le hubiera dicho algo. Pero el finde pasado pasó algo que me volvió a descolocar

N: cuenta

L: sucedió al revés que el otro día. Yo iba a ir a casa de mi abuela, pero era más pronto que la hora que él suele salir y me lo crucé por sorpresa. Intenté disimular pero me vio y se puso a hablarme. Y entonces fue él quien me propuso de ir a comer. Me dijo que si quería podíamos tener la comida que teníamos pendiente, que ahora si estaba disponible.

Fuimos a un bar y fue genial. Estuvimos súper a gusto hablando y tal. Le dije lo de que para la edad que tenia era un maduro muy atractivo, que menuda suerte tenía su mujer y él todo el rato como tonteando conmigo.

N: jaja

L: después ya empezamos a tontear más. A jugar a pegarnos medio en broma y me dio bocaditos por la cara y el cuello chiquitines

Luego en un parque volvimos a jugar. Hubo una vez que me lancé encima de él jugando, mientras él me mordía, y puse sin querer mi mano en su paquete. Pero cuando lo noté, no la quite y la deje un rato ahí. Y note que estaba un poco empalmado

N: ya te dije que el mío era un buen plan

L: lo que pasa que no hubo forma de que la cosa fuera a más. Enseguida dijo que se tenía que ir y fui con él en el coche, pero ya no paso nada más. Entonces me tiene desconcertada. Porque no intento nada conmigo. Pero si se empalmó...

N: ya. Comprende que su situación es delicada

L: aunque yo creo que lo que pasa, es que sabe que me gusta y quiere jugar conmigo. Pero no quiere hacer nada. Solo le pone verme cachonda

N: sabes? por un lado estoy contento por ti.  Pero por otro me pongo un poco celoso

L: aiis mi chico. Jo! pero tú sabes que yo estoy súper pillada por él

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com