MI PRIMERA TARDE COMO RUBIA

Por Lita
Enviado el 28/05/2016, clasificado en Adultos / eróticos
4271 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

 

Para todos los que me preguntan por la historia de mi foto en mi page... sucede que paso hace buen tiempo, cuando acababa de entrar a la base 3.

Un amigo siempre me decía que su fantasía era estar con una rubia, pero como su esposa lo único que se tiñe son las canas no tenía ninguna posibilidad. Así que entre él y un amigo más quedamos en que un día me iba a poner rubia. Pero yo andaba siempre dando largas y nunca me animaba, hasta que me dijeron que de regalo de cumpleaños me acompañaban al salón de belleza para asegurarse que saliera con el cabello cambiado. No iba a ser rubia platinada... solo un poco de iluminación.

Solo me pidieron que llevara tacones...

Total que me llevaron al salón pero no entraron porque era mucho roche ingresar conmigo: parecía que yo estaba con mi papá y mi tío! No estuve mucho tiempo pero aproveché para que me hicieran las uñas pero estos loquitos estaban que no se aguantaban. Porque cuando finamente salí casi me empujan al auto y salimos directos al primer hotel que encontraron (un poco feo... ese que esta por el ovalo Bolognesi cerca del malecón...).
Cuando una va a un hotel de esos regulares siempre se hacen un lio si entran tres. Es mejor los mas elegantes donde ni te miran a la hora de registrarse, porque de allí a la habitación mi amigos no dejaron de apretarme... me abrazaban tanto que ya en el ascensor hasta la cartera quedó arrugada.

Dentro de la habitación entendí porque querían que fuera con tacones porque me regalaron unos stockings negros... muy, muy negros que brillaban con la luz. Eran chéveres y cuando me los puse me apretaban un poquito: se nota que eran para una chica flaca pero me sentía muy sensual y con los tacones era mas alta, mas sexy y veía el efecto en mis amigos que se entusiasmaban más y más, hasta ponerse bien tiesos.


Antes de dejar que me volviesen a tocar puse un rato música en la tele para bailarles así... pero no más de una canción porque veía que tenían ganas de morderme. Pero además de quitarme la poca ropa que yo vestía... ellos tenían una sorpresa: una cámara. Nooooo! eso sí que no! fotos no! me puse a gritar.

"Solo unas bebé, no tiene que verse tu rostro, solo ponte de espaldas un ratito..." me dijeron... "bueno, pero solo unas..."

Fueron poquitas fotos... Al día siguiente me las enviaron y descubrí que la mayoría salieron borrosas porque les temblaban las manos! ji ji ji
Lo malo es que no me di cuenta que los zapatos de tacones se me cayeron cuando subí a la cama. Estaba tan nerviosa que no me di cuenta.

Cuando llegué a casa mi familia quedó sorprendida cuando me vió rubia. "Cual es la gran ocasión Lita?" "Nada mamá, solo quería sentirme modelo"

La próxima vez que me tomen fotos así... tendré los tacones bien ajustados.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com