Mientras sonaban cuatro canciones

Por carlossalas80
Enviado el 18/06/2016, clasificado en Amor / Románticos
381 visitas

Marcar como favorito

  

   Es increíble que de camino a casa en el autobús solo vayamos dos personas, una chica y yo. Aproximadamente de mi misma edad, muy simpática y contenta sin saber por qué.

   Si no es por ella me quedo en tierra ya que me iba en otro autobús y en otra dirección. Me avisó porque se había enterado de donde me dirigía y ese detalle ya hace que me empiece a fijar en ella. Así somos a veces.

   Me apresuro y subo antes que ella, prefiero que ella elija sitio cerca de mí y no al revés, se daría cuenta enseguida.

   Quedaban tres horas pero después de varios minutos en movimiento tengo la sensación y es un hecho que ella puede mirarme cuando quiera y yo a ella no, pues se ha sentado detrás de mí, si yo me giro se me notaria mucho. Estoy soltero, tengo tiempo y soy sociable y pienso en acercarme y darle de regalo una conversación para culminar un plan improvisado de invitarla a conocerme y hacer algo que en mí no es tan normal. Era una idea y solo la invito a que se pase por donde trabajo ya que podría invitarle a una copa, nada más. Pero al minuto pienso que no es suficiente, quiero más.

   He escrito estas palabras pensando en lo que me estaba pasando y mi estrategia es enseñárselo y romper el hielo de una manera extraña pero que seguro que al no esperárselo le gustará, eso pienso y eso me motivaba. “Hacer por hacer” como en la canción que sonaba en mis oídos, pero con ganas.

 

   De repente, una amiga me molesta a través del móvil y le contesto, solo por mensajes porque me pregunta, ¿qué tal el viaje de vuelta? y le cuento lo que estoy haciendo, mi plan para conocer a aquella chica. Se ríe y me anima para que continúe con mi propósito criticándome a la vez que al final o no me atreveré o simplemente no me hará caso y me engañaría dando un número de teléfono falso o algo similar, una buena amiga mi querida Jessica.

   Ahora sonando por mis auriculares la canción “carbón y ramas secas” y una de las frases pensé que no estaría mal “sírvete entre tanto lo que te apetezca” demasiado atrevido, pero quizás funcionaria, aunque no lo iba a intentar así. En mi mente no era nada más que: “carbón y ramas secas”

   Sigo sin atreverme y se me pasa por la cabeza que quizás esa chica ya tendrá pareja y estaba perdiendo el tiempo. Típicas excusas cuando no nos atrevemos a hacer algo o simplemente tenemos miedo. Que es eso lo que hace que no consigamos cosas y no podía permitir en ese día ese error.

   ¿Qué nombre tendrá? ¿Laura, Sonia, Eva? Esa duda era un objetivo más asequible de conseguir, y ya me animaba poco a poco a levantarme e ir dos asientos atrás. Pero decido esperar a que acabe esta canción y luego voy. Esta canción me gusta mucho y con su letra me hace ser optimista y valiente. “no quiero hablar del futuro, no quiero hablar del pasado” ideal la letra para creer que solo quería hablar en forma de presente para quedar con ella y conocernos mejor. “basta de palabras, busquemos remedio” eso tenía que poner en práctica, espabilar y no dejar escapar una posible oportunidad. ¿Qué no funciona o no consigo una cita? pues no pasaría nada, todo seguiría igual en mi vida. Por dios… para conseguir un número de teléfono las vueltas que le estaba dando.

   Espero más minutos y el autobús se para, sube más gente y ya no es lo mismo, ya voy mal pero no todo está perdido pienso.

   Por fin una canción que no me distrae tanto ya que no me entero de nada, está en inglés, aunque su ritmo me incita a demostrar que puedo conseguir una sonrisa, aunque fuese. Empiezo a reír porque si se lo que significa su título “Rescueme” jaja, significa sálvame, eso pedía yo al universo o a no sé quién para que me rescatara de mi tontería tan grande que me rodea día a día.

   Ya está, esperare al final del trayecto y cuando bajemos le digo que merece leer esto que le pertenece y que he escrito mientras sonaban cuatro canciones por mis auriculares. Ya decidirá si darme su número o no.

Dejare esta pregunta preparada: ¿me das tu número de teléfono?


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com