EL PROFESOR Y LA ALUMNA (Duele)

Por LIZ
Enviado el 29/06/2016, clasificado en Adultos / eróticos
19343 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Las sabanas se sienten frías al contacto estiro mis brazos como buscando algo, todo el cuarto contiene su olor, ese maldito perfume que me embraga, en un instante siento ese calor intenso nuevamente sobre mi piel, casi quema por la intensidad, sus dientes  se clavan fuerte en mi costilla, mientras  su miembro se desliza en mi interior con calma, grito un par de veces, suave y otra vez duro,  jadea y se aferra de mis brazos que tiene inmovilizados sobre mi cabeza.

-Dímelo otra vez!!!-Me dice con la voz entre cortada.

-Solo tuya Julio, solo tuya!!!!-Digo con agonia

Abandona mi interior  negándome el placer que me daba y…otra vez el calor sofocante, la piel de mis muslos tiembla, todo mi cuerpo se tensa, una ráfaga de energía se despliega  en mi espina dorsal acompañada de un goce indescriptible, esta vez un gemido largo sale de mi garganta, mis ojos intentan abrirse pero la seda de su corbata me lo impide, necesito tocar, mi mano le gana a mi pensamiento, su voz ronca despierta.

-Regresa la mano a su lugar o te voy a amarrar bonita-Me dice  autoritario y le hago caso.

 

Pone sus manos sobre mis mejillas , me penetra nuevamente con lentitud, me llena y embiste para entrar más, su aliento esta sobre mis labios y todo su aroma  me rodea, me besa rápido, furtivo.

-Te amo Ariana, lo entiendes bonita?

-Yo tamb….

-Cállate, chissss!!!. Solo quiero que entiendas que te amo, lo entiendes?

-Si!-Le digo jadeando

Me embiste más y más fuerte, se me arquea la espalda en cada embestida, me corro en algún punto, creo que voy a perder la razón, sale de pronto y me gira, me pone boca abajo, siento su mano acariciando mi cabello, besando con dulzura mi oreja me pone algo, es un audífono y luego en el otro, se me acelera el corazón…

 

-Nooo!!!, Julio por favor música no!!!!-Le digo suplicando

-Tranquila no pasara nada, además tú ,no mandas recuerdas?...eres mía

La música comienza a reproducirse inunda mi sentido del oído, notas dulces  y comienza una voz a cantar, mi cuerpo reacciona a la música, se tensa.

-¡¡Te susurre esa canción un día en el elevador de la facultad, recuerdas?, te folle en ese puto elevador, después de beber café!!!...y recuérdame que paso saliendo de la facultad?-Me dice casi gritando haciéndome temblar.

-Nos topamos con Miguel-Le digo y trago saliva

-Bravo Miguel él….. Tibio chico que se atrevió a plantarte un beso, en mis narices!!!!-Me dice enfurecido

-Es…. Es mi  novio ¡!, Julio que esperabas?

No dice más su cuerpo se abalanza sobre el mío, me muerde la nuca haciéndome estremecer, sus manos se deslizan en mi espalda ,jugando, acariciándome con ganas hasta llegar a mis nalga, eleva mi cadera y entra ,cuerpo a cuerpo, me abraza por la cintura y se pega a mi moviéndose, haciendo círculos en mi interior, alcanzan sus dedos mi clítoris y juega, cuerpo a cuerpo , tiemblo por las sensaciones, la música sigue y la oscuridad me absorbe, siento que pierdo la conciencia y el control sobre mi cuerpo me dejo ir  en las sensaciones, hago un grito, todo el cuerpo se me tensa y cada fibra se estremece en un segundo, calor intenso y sube, sube más, la sangre me hierve, la humedad entre mis piernas se incrementa Julio se mueve en mi interior, me gira nuevamente poniéndose sobre mi cuerpo, entra duro y en un alarido me corro con su pene en mi interior, la vagina se me contrae estrangulando su erección que palpita en  mi interior , siento una explosión en mi interior y su gemido seco se escucha en toda la habitación.

 

Me besa la frente llena de sudor y va desatando la corbata que ahora está llena de rímel y lágrimas, me besa los parpados, me pide no abrir los ojos aun, limpia con un pañuelo el maquillaje arruinado me besa la nariz con delicadeza hasta llegar a mis labios.

-Abre los ojos mi niña linda, te portaste tan bien hoy-Me dice con amor

Me lastima la luz  mientras intento abrir los ojos, de pronto está ahí recostado en la cama a mi lado, agitado, sonriendo y desnudo terriblemente guapo y desnudo, le beso en los labios que dibujan una sonrisa infantil. Me quita los auriculares  pone un mechón de mi cabello tras la oreja.

-A que jugamos aquí señorita psicóloga?-Pregunta acomodándose los lentes

-Sensaciones, percepción, identificación de emociones?

-Muy bien señorita, pero lo más importante es que hay una línea muy delgada entre el dolor y el placer y usted mi bella estudiante, la tiene muy borrosa-Me dice y hunde su dedo pulgar en mi cortilla derecha haciéndome gritar.

Me toco y duele me levanto quiero ver en el espejo, me dice que tenga  cuidado  al caminar,  me quedo helada al ver la alfombra me acerco de apoco a la luna del tocador, me dice que gire  yo lo hago veo mi trasero, le miro con los ojos petrificados, Julio solo sonríe.

Se levanta y me toma delicadamente  por la cintura acaricia mis mejilla y me ve con esos ojos bellos, tiernos, como los de un niño pequeño.

-Eres un cabron Julio….-Le digo enojada

-Sueño contigo, pienso en tu piel, en tu rostro de niña bonita, quiero que seas mía Ariana…

-Soy tuya no tienes que….

-No necesitas a nadie más en tu cuerpo….

Me lleva contra la pared se me enreda en el cuerpo adolorido, me besa con pasión con devoción me toca el cuerpo, doy un pequeño respingo cuando me toma por el culo, lo toca suavemente, siento como su erección crece.

-Venga profesor vamos a darnos una ducha haber si no arde demasiado-Digo besándole la barba

 Caminamos lento hasta el cuarto de baño, Julio entra primero tomo la perilla de la puerta y veo la vara tirada en la alfombra pongo los ojos en blanco y cierro la puerta Julio está bajo la caída del agua me da la mano para entrar, miro de reojo mi trasero en el espejo, tengo líneas largas en un rojo carmín que van desde el muslo hasta la cintura  y dos en forma de cruz por la parte de enfrente de mis piernas, el trasero me arde horrible, paso mis dedos por debajo del pecho sus dientes estan marcados intensamente en mi costilla me duele…Lo miro negando con la cabeza le doy la mano.

-Me van a dejar cuando vean este espectáculo sádico Julio, estas consiente de eso?-Le digo

-Mmmm …. Pobre del chico tibio  verdad?-Dice sarcástico


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com