EL PASADO PERMANECE

Por mendezrojo
Enviado el 02/07/2016, clasificado en Reflexiones
291 visitas

Marcar como favorito

Al final uno es lo que los demás ven.
Los pensamientos, reflexiones y sobre todo las buenas intenciones no sirven para nada.
Uno sigue siendo lo que los demás ven.
Y suelen ver los silencios, las indecisiones. O por el contrario, la agresividad, las opiniones vomitadas de forma primitiva, no meditada.
Y se es consciente que ese que se muestra no es uno mismo. Llegando entonces a la conclusión que el pasado es el que fue y no es posible disfrazarlo ni aprovecharlo de otra manera.
Y es que uno es resultado de ese pasado. Luchamos contra su dictadura emocional, pero no disponemos de las herramientas necesarias y las que tenemos no sabemos usarlas.
Un discurso del perdedor que se auto compadece y se consuela con ese conformismo.
Es lamentable hacerse mayor sin haberse llegado a cultivar en nada. Hacerse mayor sobreviviendo a cada momento, auto afirmándose de manera patética. En definitiva, el camino de los cobardes, el fácil.

El valor no es ir a trabajar cada día, no es tampoco el sacrificio diario de las carencias.
El valor no es aguantar el tipo ante las injusticias diarias, no es plantar cara al jefe al que la mayoría teme.
No es tampoco ni mucho menos estarte de todo por el bien de los tuyos. No, eso no es valor, es subsistencia y quizás responsabilidad.
Echarle cojones a la vida no es el amor propio de un mediocre currante.

El valor es enfrentarte de verdad con tus propios miedos, con tus fantasmas más ocultos. Analizar lo que eres, el mal que has propiciado a los que más quieres.

No, el pasado no se puede cambiar, uno no puede cambiar lo que es.
Entonces, ¿cómo dejar de ser tan dañino?, ¿se puede cambiar?

Las bibliotecas están llenas de libros de auto ayuda donde se prometen cambios fabulosos.
Uno ha intentado eso, y más. Pero a pesar de todo esfuerzo, el pasado permanece.
El pasado como un cáncer que lleva demasiados años haciendo metástasis, pudriéndonos hasta la última neurona del cerebro.
Y se adoptan nuevas actitudes. Se intenta mostrar otras caras. Procurando relacionarse con lo externo de una manera diferente.

INÚTIL.
Es inútil, uno es lo que es.
Porqué es forzado. Uno sabe que está actuando y mostrándose de la manera más políticamente correcta que establecen los cánones de la madurez.
Y esa careta pesa demasiado y no cuaja.



Uno está totalmente enganchado a ese ser destrozado por un pasado de angustias, de miedos.
Es agotador luchar contra uno mismo, ese auténtico "yo" cae derrotado finalmente por ese "yo" que los demás ven y que nos llena de frustración.

¿Discurso de un perdedor? Posiblemente. Pero quiero, al menos ser algo sincero en ésta libreta.

Uno es lo que es y la vida nos devuelve lo que le damos.
Carencias, insatisfacciones.
Un niño asustado que creció conmigo y al que fui incapaz de dar consuelo cuando tocaba.
Un niño que sigue buscando lo que no tendrá jamás.
Aunque...

Nada es cierto.

Todo es cuestionable.

Todo menos el miedo.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com