Desconocidos (1)

Por Nomi
Enviado el 08/07/2016, clasificado en Adultos / eróticos
6660 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Odio los finales de mes. Todo el mundo está estresado, y si hay alguien tranquilo ya están los jefes para caldear los ánimos.  Todo tiene que cuadrar y quedar perfecto para que el siguiente mes empiece lo mejor posible. Los comerciales hacen cierres de última hora, los de ventas regatean hasta que no pueden más y los que tenemos que hacer la contabilidad nos acordamos de sus madres.

Como buen último viernes de mes, no podía más. Me sobraban los zapatos, la camisa y la falda estaban mal colocadas. Parecía recién salida de una pelea de gallos. Pero no iba a subir a casa a las 8 de la tarde para martirizarme el resto de la noche. Merecía tomarme una cerveza bien fría.

-          Javi, ponme lo de siempre. Gracias.

Durante la segunda cerveza alguien se sentó a mi lado.  No le di mucha importancia, estaba demasiado entretenida con la etiqueta del botellín como para desviar mi atención hacia otra cosa. Pero el olor de su colonia no me dejó más remedio que girarme para ver quién era el dueño de tan embriagador perfume. Junto a mí se sentaba un chico de unos 28 años, no mucho mayor que yo, con un jersey gris y unos vaqueros. No destacaba mucho.

-          ¿Pueda ayudarte con algo? – Me pillo mirándole absorta, como si hubiese visto una aparición.

-          En realidad sí. ¿Qué colonia usas?

-          Por tu ropa y tu pelo parece ser que no soy el primero al que se lo preguntas hoy. – Una sonrisa socarrona se dibujo en su cara.

-          Eso no responde a mi pregunta.

-          One Million. La que tiene forma de lingote de oro. – Le hice un gesto en representación de un gracias con el botellín de cerveza y me gire para seguir a lo mío. Pero antes de que pudiera apoyar ambos codos en la barra el me giro cogiéndome por la rodilla. - ¿Eso es todo lo que vas a decir?

-          ¿Qué quieres que te diga? ¿Muchas gracias por decirme la colonia que usas, has salvado mi vida?

-          No prefiero que me digas que colonia llevas tú y qué tengo que hacer para que mis sabanas mañana por la mañana huelan igual.

No pude evitarlo. Me eche a reír abiertamente. No podía creer lo que me acababa de decir.

-          Muy buena vaquero. – Me gire hacia el camarero – Javi quédate con las vueltas. Nos vemos.

Cogí mi bolso, me puse la americana y me marché del bar. Había sido un poco estúpida ¨¿Qué colonia llevas?¨ ¿Cómo se me había ocurrido preguntarle semejante estupidez?

-          ¡Eh! ¡Morena! Te dejas esto.

Me había dejado el pañuelo en el bar.

-          Te lo agradezco. Es mi pañuelo favorito. – Lo cogió por ambos extremos y me lo puso alrededor del cuello atrayendo mi cuerpo hacia el suyo.

-          De nada. Es un placer. Pero sigo pensando que mis sábanas te quedarían mejor. – sus ojos negros observaban mi cara, buscado el mínimo movimiento que pudiera revelar cuáles eran mis intenciones el aquel momento. – Lo de antes no era broma.

Hacía tiempo que no me acostaba con nadie y aquel chico desprendía un rollo muy sexy. Así que me deje llevar. ¡Qué demonios! Mañana sería otro día y otro mes. Pase mis manos entre sus brazos, que seguían colocados a mí alrededor, sujetando con sus manos mi pañuelo firmemente. Las puse sobre su cuello y me acerque a su derecha.

-          Tengo una idea mejor.- Le susurré. Me pegue un poco más a él y pude sentir  su incipiente erección contra mi cadera. - ¿Por qué no vamos a ese callejón?

Él no se lo pensó dos veces. Me agarró de la muñeca y tiro de mi hasta el callejón que había detrás del bar, junto a la camioneta de Javier nadie nos vería. Cuando estábamos fuera de la vista de cualquier transeúnte nuestros labios se juntaron como si fuera una necesidad vital. Aquella situación no había hecho más que excitarme desde que le vi tan lanzado. Y el parecía no necesitar más para empezar a jugar.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com