El loco (Primera parte)

Por Carlos Mori Acosta
Enviado el 04/07/2016, clasificado en Ciencia ficción
401 visitas

Marcar como favorito

El loco

   —¿Cómo se encuentra?

   —Ah, ya ha empezado.

   —¿Cómo?

   —Que ya ha empezado.

   —¿Le molesta que…

   —No, no, que hemos empezado a existir. Desde que dijo hace unos segundos, “¿Cómo se encuentra?”. Eso ha sido el pistoletazo de salida de nuestra existencia.

   —Ah… Bueno, yo…

   —¡Mentira! Todo lo que usted cree saber acerca de cualquier cosa anterior a esto no es más que una patraña; una ilusión. Su nombre, su apariencia, su familia, su doctorado y cargo de jefe de psiquiatría clínica de instituto psiquiátrico, sus sesiones conmigo… Falso todo. Todo lo anterior a, “¿Cómo se encuentra?”, no existió. “Él” ha querido que usted se creyese que antes de esto ha tenido una vida y que en general ha habido una existencia pero, no es así; es mentira. Repito que todo nuestro mundo con nosotros incluidos, ha comenzado a existir desde hace solo unos pocos segundos.

   —Eeeh… bueno, Descartes dijo aquello de…

   —Para “Él” y para los demás que viven junto a “Él” en su misma existencia, solo somos fantasía; algo exclusivo de la imaginación que cualquier ser pensante racional puede tener. Pero para nosotros, no es así: Sentimos que verdaderamente existimos porque pensamos. Pero repito que es eso lo que “Él” quiere que creamos. No tenemos libre albedrío; somos el resultado de su imaginación. Eso pasa por encima del “pienso, luego existo” de Descartes.

   —Vale, vale. Está bien. Entonces supongamos que así es; que está en lo cierto. Ahora bien, ¿Quién es “Él”? ¿Y por qué usted sabe la verdad y yo no? ¿Por qué él lo ha querido así, sin más?

   —No sé quién es “Él” exactamente porque “Él” no ha querido que lo sepa, pero por alguna razón que todavía desconozco, sí ha querido que diga todo esto y que sepa algunas cosas al igual que desconozco todavía el por qué ha querido que usted dijese lo que acaba de decir y el por qué por ahora o quizá nunca sepa nada de la verdad y se muestre siempre escéptico ante todo lo que le estoy diciendo. Nos manipula a su antojo cuando quiere, donde quiere y como quiere porque somos invención suya. Quizá nuestro mundo y nosotros con él, seamos un pensamiento; o un sueño lúcido; o un videojuego, literatura de pésima calidad… No ha querido revelarlo todavía; aún no quiere que sepa todo con exactitud. Pero lo que sí quiere es que, por el momento, sea solo yo quien sepa que es él quien decide qué percibimos, qué hacemos, qué decimos, qué sepamos, qué pensemos, cómo actuemos… Que es nuestro creador.

   —Ok, ok. En resumidas cuentas: “Ël” es un “Dios”; una entidad superior a nosotros…

   —No. “Él” es un hombre normal; un ser humano ordinario como nosotros entendemos. Lo que pasa es que, también es nuestro creador. Es quien se ha inventado nuestra existencia por medio de su imaginación; pero eso no significa que tenga algún poder especial respecto a sus semejantes, repito que es un ser humano ordinario. Lo que pasa es que, nos ha creado y, nosotros y nuestro mundo al ser creación suya, estamos sometidos a lo que él quiera hacer mientras él mismo siga vivo o siga existiendo en su existencia, mundo, universo, realidad o, como lo queramos llamar.

   —Bien, bien, pero… no sé… sigo sin entender. Dice que “Él”…. nos controla a su antojo y decide qué podemos saber y lo que no entre otras muchas cosas. Vale. Entonces, ¿Cómo sabe que no le está engañando o que no está jugando con nosotros dos?

(Sigue en la segunda parte)

 

Extracto recogido del blog misteriosaexistencia.wordpress.com.

Pueden leer más relatos de este tipo en misterosaexistencia.wordpress.com.

 

  

  

      


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com