Amor cervecero

Por gabe
Enviado el 06/07/2016, clasificado en Amor / Románticos
287 visitas

Marcar como favorito

Ahogado en culpa y remordimientos, o quizás sean los litros de cerveza que no paro de beber. No porque sea lo que más me plazca, si no, porque no tengo nada más en casa que una cama vacía y soledad. Hubo una época dorada como la enorme meada que hice hace unos pocos instantes antes de empezar a escribir. Donde y cuando todo era perfecto y lo tenía todo. Cuando digo todo me refiero a la mujer a la que amaba. Para muchos sería considerado una falta de respeto lo que estoy diciendo ya que, tengo todo en mi vida salvo la mujer a la que amo, pero soy de aquellos que piensan que el amor es lo más valioso de este mundo. Curiosamente, ya que, quiero ser totalmente honesto, ya he pasado por situaciones parecidas donde me rompían el corazón y con el tiempo he acabado olvidando hasta su existencia y el dolor se extinguió de una forma placentera, que ni me molesta el recordar. Es por ello, que estoy escribiendo para recordarme a mí mismo que este momento pasará, aunque lleve meses, alrededor de seis pensando en este último bache que no acabo de superar. Me he tropezado en él y me he dado tal sacudida, es decir, ostión que no soy capaz de distraer el dolor por mucho alcohol que sea capaz de ingerir. He follado con otras mujeres desde que lo hemos dejado, incluso alguna quiso compartir más experiencias con este perdido idiota, ninguno de mis mejores placeres escribir, leer, follar, escuchar música, beber, perder el tiempo, nada es capaz de escapar al momento "regla masculina" que estoy experimentando. Hasta el punto de querer convertirme en un jodido monje de la franciscaner que viva en celibato haciendo cerveza viviendo feliz y pajeándome por las noches con disimulo para que mis hermanos cerveceros no se atormenten, aunque no sé hasta qué punto estarán modernizados. Me refiero a si dispondrán de internet o tendré que esconderme revistas pecaminosas debajo de mi colchón de paja. Continuaré bebiendo y alimentando este desenfrenado vaivén que me hace sentir cómo una jodida estrella del porno, a la que el amor le ha dado tanto por culo, que su médico ya no sabe que recomendarle para su desgarro anal.

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com