La nueva del contabilidad

Por gon-xxx-
Enviado el 29/07/2016, clasificado en Adultos / eróticos
1631 visitas

Marcar como favorito

Pues ya va una semana haciendo cosas prohibidas con la nueva del departamento de contabilidad, y en esta semana eh vuelto a sentir ese morbo de tener una mujer más joven que yo. Mientras trabajamos nos mandamos correos y a veces nos mandamos imágenes muy perturbadoras, no sé qué me pasa, me siento como un adolecente con ella, su vitalidad despertó en mi, esas ganas de hacer locuras y tener relaciones de maneras exóticas. Quizá solo sea el calor del momento, tal vez esto sea solo pasajero pero mientras dura lo voy disfrutando mucho.

Ayer, mientras ella y yo nos enviábamos correos, me mando una foto de ella desnuda frente a un espejo, con una cara perversa y unos senos pequeños con los pezones erectos, mi calor subió y le escribí un correo muy rápido.

“Te espero en el cuarto del archivo en cinco minutos exactos, ve que nadie te vea entrar y entra sin hacer ruido”

Borre mis mensajes y Salí de mi oficina al archivo, entre en ese cuarto amplio y silencioso, que tiene una ventana donde se ven todas las oficinas, o más bien, desde todas las oficinas se ve la ventana del archivo, desde ahí vi que Laura caminaba frente a la puerta de una oficina y después de saberse sola, entro en la puerta del cuarto que sería un caliente refugio.

Titubeante, entro y a oscuras susurro mi nombre, la tome de la mano y la bese arrepechando la en las carpetas de impuestos viejas, la puse de espalda hacia mí y ambos veíamos por una pequeña esquina de la ventana si alguien se acercaba, baje su pantalón y baje también su ropa interior que ni vi de qué color era, y ni me importaba, baje mi pantalón y suavemente le introduje mi pene en su vagina que estaba muy caliente.

La adrenalina nos subió al tope cuando mirábamos pasar a alguien por el pasillo y cuando eso pasaba le metía mas adentro mi miembro hinchado y pulsante. Me movía en ella y sentí un chorro bajar por sus muslos mojando mis piernas y tape su boca con la palma de mi mano,

Quería gritar también pero dos colegas estaba frente a la ventana platicando de quien gano el partido del día anterior.

Mis latidos y los suyos estaba acelerados porque teníamos miedo a que entrasen en el archivo, ella quiso subirse el pantalón y salir pero yo, la continuaba bombeando y ella sentía que su placer podía mas y me echaba el culo más hacia mí, la directora general también se paro frente a la ventana y pregunto.

- ¿Alguien sabe dónde está el contador?

- No. Tal vez esta en el baño o fue a ver a los jefes

- si lo ven le dicen que lo estaba buscando, que me marque

Se retiraron y me moví con más libertad dentro de ella, podía sacar completamente mi pieza y meterla de un solo golpe pero ella me dijo que ya terminara. Entonces la penetre más a fondo y me moví exageradamente muy rápido hasta que sentí las contracciones que indicaban mi orgasmo. Mi jefe y el de ella estaba gritando frente a la ventana.

- Laura, Laura, ¿Alguien ah visto a lau?

Me moví mas fuerte aun y termine suspirando como toro en su nuca, me corrí dentro de ella y en sus muslos bajaban nuestros fluidos combinados, ella saco mucho papel higiénico y comenzó a limpiarse y yo hice lo propio con kleenex, como yo estaba sudando un poco le dije que saliera primero en cuento el jefe se fuera de la vista.

Nuestros latidos aun fuertes, se fueron distanciando y ella salió del archivo y se dirigió a su oficina, vi que mi jefe fue hasta esta y escuche cuestionarla del donde estaba. Me repuse y sentí que mi sudor desapareció y me fui también a mi oficina, en cuanto me senté mi jefe y Laura entraron sin pedir permiso.

- ¿Qué te pasa contador? Estas chapeado

- Si contador es que corrí el pasillo porque la Lic. rebeca me estaba buscando.

- Bueno, ocupo que le expliques a Laura cuales son los depósitos que nos faltan del mes anterior para reportarlos al banco. Los dejo

Laura se sentó cerca de mí y mi jefe salió de mi oficina.

- ¿Que te dijo?

- Nada solo que me estaba buscando pero me pregunto qué a que olía… le dije que era mi crema

- ¿Olemos a sexo? Ya ves niña como me pones con tus fotos

- hay pero me encanto, tuve dos orgasmos increíbles, quiero encerrarme contigo otra vez.

- Ya niña golosa, no te creas también yo pero mejor lo dejamos para la salida

Continuamos ahí platicando hasta que mi jefe me hablo por teléfono para preguntar si ya habíamos resuelto el problema del banco, ella me acariciaba el pene sobre la ropa y le dije que Laurita tenía todo el asunto en sus manos, que ya lo había entendido y que ella lo resolvería  enseguida.

- Esta bien conta, dile que lo aborde de inmediato, ese asunto no debe seguir así.

- Si contador, ella va a estar sobre él en unos minutos.

- Gracias contador


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com