Los Sin Luz y la Gran Guerra- Fin

Por Eneksari
Enviado el 13/07/2016, clasificado en Ciencia ficción
485 visitas

Marcar como favorito

 

El grupo, guiados por Rolan, consiguieron llegar a la gran ciudad, ocultándose en la biblioteca,lugar idóneo para su finalidad.

Fueron semanas arduas, leyendo ingentes cantidades de libros,buscando incesantemente una pequeña pista para poder avanzar en su objetivo.

El tiempo pasaba y el grupo, comenzó a desanimarse, con el agravante que se estaban quedando sin provisiones. No podrían quedarse mucho tiempo, tampoco podían salir por temor a tener un mal encuentro.

Decidieron, racionar las provisiones, a lo cual ya estaban bastante acostumbrados, para alargar al máximo la estancia.

Alda, integrante del grupo, dio un inmenso grito, que puso a todos en alerta. Con inmensa alegría, acercó un libro muy deteriorado y antiguo, que había localizado oculto en el hueco de una columna, aún no lo había leído, pero el hecho de encontrarse tan escondido, supuso que podía ser importante.

Descifrarlo, era difícil, ya que estaba muy deteriorado y escrito en una lengua muy antigua.

Lamber, experto en lenguas antiguas, junto a su gran amigo Rua, se dedicaron por completo al libro. Una ardua tarea,y aún sin saber si contenía datos que pudieran servirles.

El grupo, estaba en un momento álgido, los ánimos mejorados y nuevamente volvieron a organizarse en las funciones de búsqueda, agrupando, catalogando incluso excavando, y buscando accesos, puertas ... que estuviesen ocultas a la vista.

Al romper una pared, dieron con una gran nave, llena de volúmenes muy antiguos y bien conservados. Esta, fue la joya que esperaban, por fin los esfuerzos, daban sus frutos.

Localizaron libros, que trataban sobre poderes muy antiguos, y que eran de gran envergadura.

- Atención- dijo Lamber. - Rua y yo, hemos descifrado parte del libro.El grupo, estaba muy alterado. - En él, se explica, que hubo una guerra, por tener el control de éstos poderes, donde murieron millones de personas, y un grupo de sabios, decidieron esconder todos los tratados.

El silencio, reinaba entre el grupo, muchas dudas surgían, sobre todo cómo tratar esa información y la decisión de practicar esos poderes tan peligrosos, para no sucumbir en otra guerra.

No podían esperar a llevarlos y contrastar la información con su gente, tenían que conseguir llegar hasta sus hogares sin contratiempos.

Tomar una decisión, fue larga y ardua.

Rolan, explicó que, la finalidad de todas las expediciones  realizadas, en la cual, habían sucumbido muchos valientes, era para poder llevar la paz y libertad a todo el planeta, no para iniciar más guerras de poder.

Por unanimidad, decidieron crear un grupo reducido de personas que se encargarían de controlar esos poderes, y mantenerlos en secreto, únicamente podrían transferirlo a una persona que hubiese demostrado ciertos dotes y sólo en caso de peligro.

No podían dedicarle mucho tiempo a la organización de éste grupo, ya que debían marcharse cuanto antes.

Se pusieron rápidamente con los libros, interpretando y aprendiendo.

Rua, y Rolan, estudiaron un libro antiquísimo, con tratados de la manipulación de la mente, altamente peligroso, si era utilizado con malos fines.

- Amigos, - dijo Lamber, -todos somos conscientes de la documentación que tenemos y la responsabilidad tan grande que adquirimos para que en un futuro, no volvamos a generar una guerra.- Lo primordial ahora, es esforzarnos mucho más para poner en práctica lo que estamos estudiando y así asegurarnos el regreso a casa, allí, crearemos salas de estudio, y por fin, podremos enfrentarnos a ¨los sin luz¨.

Todos estaban de acuerdo, aunaron todas sus ya escasas fuerzas para centrarse en la labor que tenían presente.

Rua, fue la primera en dominar la telepatía, logró ponerse en contacto con Alda, que se encontraba en otra sala, ésta dio un grito de sorpresa ya que no se esperaba tal intrusión en su cabeza.

Realizó varias pruebas y el aprendizaje resultó muy gratificante y rápido. Logró comunicarse con Lana, mujer de Rolan, que se encontraba a muchos kilómetros de distancia Con pocas instrucciones, Lana pudo hacer lo mismo y de ésta forma, lograron avisarles que estaban bien y avanzando mucho.

Lana, mientras tanto, organizó grupos para poner en práctica lo poco que había aprendido con Rua, todos se encontraban felices y animados para darlo todo en el aprendizaje. Por primera vez, había posibilidades de ganar en la próxima batalla. La esperanza y el estado de ánimo, era el mejor estímulo.

Había llegado el día más importante en la biblioteca. Un reducido grupo junto a Rolan, iban a salir al exterior, tenían que conseguir suministros y lo fundamental, si se encontraban con los monstruos, probar lo aprendido. Todos estaban muy nerviosos, si salía mal, sería un golpe duro de asumir, aunque en estos momentos ya nada les pararía.

Contaban con una ventaja, aunque escasa, ¨los sin Luz¨, a lo largo de los años, se habían relajado mucho, ya no contaban con recibir un ataque de los, para ellos, insignificantes humanos.

Parecía que en la zona donde se encontraban, no había monstruos, algo extraño, ya que hacía dos días que los habían oído. Bien por un lado, pero precisamente ahora, querían verse con alguno. No tardaron mucho en verlos cerca de unos almacenes, entre ellos, se estaban peleando, mejor ya que estaban distraídos.

La prueba, resultó todo un éxito, no se lo podían creer, por fin, serían libres, la felicidad era inmensa.

Los sin luz, parecía que se encontraban bajo un influjo, hipnotizados y dominados.

El grupo, estaba en silencio, observándolos, sin creer lo que estaban viendo, con temor a acercarse, no confiaban del todo y no sabían cuánto tiempo duraría el efecto, podía ser eterno o de minutos.

Permanecieron dos días observándolos y acercándose a ellos, enviándoles órdenes que realizaban sin demora. Era asombroso y la felicidad radiaba en todos.

Decidieron prepararse para regresar a casa, llevaban un año fuera y estaban deseando volver y festejar por todo lo alto, el fin de vivir bajo el dominio de los monstruos.

Les quedaba mucho por hacer y aprender aún, mucha decisiones por tomar, y limpiar el mundo de ¨los sin luz”, para enviarlos de nuevo a su mundo, a las zonas abisales, a la oscuridad.

Un mundo nuevo por descubrir y vivir  en libertad.

Por fin, Rolan y Lana podrían cumplir su sueño y enseñar a sus hijos las maravillas de la tierra.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com