Amor en la distancia

Por Marck And
Enviado el 14/07/2016, clasificado en Amor / Románticos
568 visitas

Marcar como favorito
Sus ojos son claros, combinan una tonalidad singular de colores verde, azul, castaño y miel; lo cual se refleja según la intensidad de luz en la que esté expuesto; su mirada es intensa y muy penetrante. Unos dientes blancos como la nieve adornan su provocativa boca y su sonrisa perfecta brilla como un diamante. Su cabello castaño claro, lacio, sedoso y bastante brillante, lo hacen ver muy atractivo; su ocasional barba le confiere un toque seductor; pero sus cejas pobladas y bien perfiladas hacen definitivamente de su cara un verdadero encanto. El exceso de feomelanina en sus labios, le otorgan un rosado natural; no son gruesos, ni muy delgados, están sencillamente en su punto (perfectos para morderlos). Pero qué decir de su cuerpo, si es una escultura andante, totalmente tonificado y algo bronceado; a su paso impone sus 1.90 metros de altura, que fácilmente cualquier hombre envidiaría; sus abdominales bien definidos, parecen sin duda una chocolatina al 67%; sus piernas largas y gruesas cuán futbolista, me hacen no volver a husmear los lados de la piscina; sumado a esto, sus brazos con los bíceps moderadamente marcados prometen suficiente fuerza y resistencia en caso de necesitarse. Ahora bien, este ser hermoso que describo, es el amor de mi vida. Un hombre realmente increíble, con una personalidad arrolladora, generoso, disciplinado, trabajador, humilde y muy inteligente. Es una persona bastante amable, con relaciones familiares sólidas, es muy hogareño, le encanta reuniones con amigos, se integra con felicidad, inspira respeto y confianza. Tiene en su vida las 4 C: carro, casa, carrera y cristo. Es un teso en los negocios y las inversiones. Le irrita la mentira, la injusticia, la desigualdad, las personas que se quejan mucho, las que todo el tiempo exponen sus tristezas y problemas; sin embargo, está dispuesto a ayudar, a brindar su apoyo, a dar un buen consejo, una buena recomendación. Asegura que absolutamente todo es posible, si y sólo sí: se hacen las cosas de corazón, se trabaja con disciplina y sobretodo se tiene plena confianza en Dios. Tiene 29 años y su proyecto de vida se completará con los 4 hijos que piensa tener porque él y su hermano son los únicos que pueden preservar el apellido. No es celoso, es complaciente, es del tipo de hombre que te bajaría la luna sin tu pedírsela; es el tipo perfecto. Dijo ella mientras suspiraba con la mirada perdida, deseando profundamente un día llegar a conocerlo.

Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com