Todo por ti

Por Juan TOMÁS FRUTOS
Enviado el 17/07/2016, clasificado en Varios / otros
170 visitas

Marcar como favorito

El día nos pide todo, y todo le damos. Nos ponemos a caminar sin pausa, pero también observando la paciencia y la quietud como referentes para no equivocarnos. No hay prisa. La emoción ha de ser saboreada. Nos llevamos bien incluso antes de conocernos. Por eso hay empatía. Andamos a la par.

 

Has subido un gran peldaño: por fin has optado por atreverte, por hacerte caso, por superar los misterios con las gratitudes de quienes aspiran a estar donde las virtudes nos hacen vivir en la eternidad. Estamos listos y preparados al tiempo que lideras una gran causa. Hay honestidad y humildad.

 

Nos preparamos para gustarnos con una pronta resolución que nos ha de colocar entre vivencias que nos propondrán una oportunidad más, que no será nimia. Desde la sencillez llegaremos a una era propicia.

 

Consultamos el corazón, que nos dice que vamos por la óptima senda. Nos diseñaremos estancias sugerentes. Hemos hallado vinculaciones magníficas. Los puntos fundamentales de la solidaridad y el amor nos regalan dichas. Las disfrutamos.

 

Hay inquietud, duda, y hasta un poco de miedo al cambio. Las incertidumbres nos acompañan durante toda la existencia, que es en la pretensión máxima. La fermentas. Nos enganchamos a lo esencial. Hemos rastreado y topado con los cimientos de la estrategia. Estamos alegres.

 

Todo sucede: todo y nada, y avanzas, y nosotros contigo. Posees los saberes de la historia, de miles de años que han acumulado lo bueno y han dejado atrás lo negativo. Albergas confianza y te incrementas. Rompes y arreglas a partes iguales.

 

Nos individualizamos en lo colectivo y activamos la capacidad para ser y hallarnos. Es la etapa de endulzarnos, de querernos, de amarnos desde la base, como siempre, pero ahora con una hoja de ruta que despierte y aproveche el mejor zumo. Lo exprimimos.

 

Hoy superamos el desierto, y en ese oasis que libera la realidad nos introducimos en el mundo hermoso de lo que otros consideran ensoñación. Nos envolvemos de jovialidad. Hemos desentrañado lo que precisamos. Ya es, ya somos, ya podemos. Todo por ti.

 

Juan TOMÁS FRUTOS.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com