El Blanco y Negro

Por Alex White
Enviado el 29/07/2016, clasificado en Reflexiones
171 visitas

Marcar como favorito

Cuando era un adolescente, y no se si lo sigo siendo, tengo 23, no tengo una numero exacto que me permita valorar una decisión basándome en la madurez, pero cuando tenia 13 años, vi por primera vez una de las cosas mas impresionantes en mi vida... La tv por cable. 

Un acontecimiento tan importante como el hombre en la luna, aunque ami la luna me importa una mierda, y como yo no fui el primero en llegar ahí, tampoco me importa el primero que puso su pie en ella.Tener tantos canales era algo que pensé insuperable, hasta que llego la noche  ese mismo día, y todo cambio por completo... Vi una película erótica...

Mis experiencias con la masturbación hasta la fecha eran confusas, no recordaba haber eyaculado antes de ese día, es decir, puede que haya sido mi primera vez...  En aquella época, pasaban dos cosas... Primero, un canal llamado The Film Zone, que a partir de las doce de la noche pasaba películas eróticas durante horas; tambien lo hacia I-sat, pero ese seria un descubrimiento que realizaría dos semanas después.... 

La siguiente "cosas" que pasaba, la numero dos... Es que yo era pobre, y como buen pobre, tenia un televisor muy viejo, de 14 pulgadas  que transmitía en blanco y  negro al menos la mitad de los canales. Ese televisor no captaba todos , solo tomaba del canal 2 al 19, la mitad era de deportes y dos mas, uno de ellos era canal del que les hablo... Noche tras noche, esperaba a que el reloj marcara las doce, para  poder acomodarme en mi silla de madera, dura como la mierda, pero que en ese momento era el trono de un Rey.

Cerraba la puerta de mi cuarto; y digo cuarto porque soy un argentino raro, los demás le llaman "pieza", como si se tratara del repuesto de un auto. Esta solo en mi cuarto con mis películas eróticas en blanco y negro, como si fuera el dueño del mundo. Esa época, era mi Woodstock, era el paraíso, que no me costaba nada, porque al cable lo pagaba mi abuela.

Mientras pienso en esos años maravillosos, donde mi amigos me admiraban porque podía ver esas cosas, y se olvidaban del hecho de que tuviera las zapatillas rotas o que usara un pantalón viejo que me habían comprado hacia como 4 años, pienso en mi gusto particular por el blanco y negro. Si saco una fotografía, le pongo un filtro en blanco y negro, me importa una mierda que el cielo se vea como en una playa de Venus o Neptuno, yo me cago en toda la paleta de colores. 

Pienso también, que me costaba muy poco ver una película vieja, en blanco y negro donde los monstruos eran hombres disfrazados; no como los  de ahora que están hechos a computadora... Vi El monstruo de Frankestein, la original. Conocí a Béla Lugosi mucho antes de que Tim Burton hiciera esa película sobre el peor director de cine de la historia... Vi muchas cosas, porque amaba hacerme la paja, amaba a ese televisor y amaba no distinguir entre el amarillo y el verde claro...Algunas cosas tienen nostalgia y nos agrandan mas por eso, lo reconozco.

Esta mañana me cruce con un PseudoIntelectual que me dijo que la nostalgia, es el cáncer de la apreciación de la buena calidad. Ok, se bien que esas películas eróticas son una porquería, están mal actuadas y los diálogos parecen escritos por un niño, degenerado, pero un niño en fin. No me importa... Amo el blanco y negro. De todas las cosas buenas y malas que he aprendido, puede que esta, sea la que mas me marco en la vida y si alguien tiene un problema con eso... Francamente, querida, me importa un bledo.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com