Consumiendo tu cuerpo

Por Inhalando líneas
Enviado el 08/08/2016, clasificado en Adultos / eróticos
1560 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

¡Eres tú mi adicción, mi droga y mi deseo!

Cada día me levanto ansioso, pues ya soy dependiente de tu amor.
¿Cómo pasó esto? Nadie me advirtió que corría el riesgo de morir lentamente.

Corro hasta donde estás, me inyecto tus abrazos y lentamente la memoria de estos van paso a paso hasta mi corazón. Me torno eufórico, sonrió y te pido más… no me conformo nunca. ¡Nunca!

Ya no me sirven tus abrazos, es muy poco, quiero siempre un poco más… muchísimo más. ¡Por favor! Un abrazo no me basta para controlar estas ansias que tengo de ti.

Me fumo tus caricias, desinhibo junto este acto todo mi dolor, cierro los ojos, veo estrellitas, me sumerjo en un universo desconocido de ilusión. ¡Pero no me basta, mujer! ¡Quiero más!
Sólo tú puedes ayudarme… no me dejes, amor, ayúdame. Ahora es cuando más te necesito.

Desconecto la cabeza de mi corazón. No soy yo. Estoy bajo los efectos de la droga. Bajo los efectos de este insano amor.
¿Qué más tienes para mi? Sé que hay más. Compláceme.

Inhalo tus besos, me extravío en un sinfín de sensaciones, me despojo de mis emociones. Haz que desaparezca este dolor. Aunque sea solo por hoy. ¡Te lo pido!

Ayúdame a cerrar las heridas de un pasado ruin. Colorea mi vida, planta muchas rosas hasta que parezca un jardín.

Desconéctame de esta bastarda realidad. Hazle volar sin rumbo fijo. Aunque mañana todo vuelva a su normalidad.

Se hace tarde, así que por ultimo ingiero todo tu cuerpo… te consumo de pies a cabeza. ¡Oh! ¡Qué satisfecho me siento! La sensación de placer es indescriptible, me siento joven de nuevo.
Un día más consumiéndote… ya son muchos años… mi organismo no aguantará. Estoy nervioso… Mi destino es morir de una sobredosis de amor… de tu amor. Y si eso pasa, no te preocupes, moriré feliz.

Tú consíguete a otro adicto que quiera inyectarse tus abrazos, fumarse tus caricias, inhalarse tus besos… consumirse todo tu cuerpo.

Sé feliz mientras te desgastas… deja que tus adicciones te maten lentamente, y cuando estés muerta, recuerda que esperando aquí por ti estoy.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com