Noches silenciosas

Por Fireflies
Enviado el 09/08/2016, clasificado en Amor / Románticos
239 visitas

Marcar como favorito

Cuando en las noches sólo me acompañan una copa y una foto tuya, los recuerdos se vuelven más reales y nítidos. El sonido de las olas a lo lejos, asemeja a tu voz; la brisa marina se siente como tu tacto… Cuánto te extraño, vida mía.

Doy un corto trago a mi copa y disfruto el sabor dulzón del contenido. Sabe a tus besos.

 

Traigo a mi cabeza una de nuestras tantas noches apasionadas. Oh, cariño, cuánto extraño tus fuertes manos tocándome hasta hacerme estremecer y tus besos húmedos en todo mi cuerpo sin excepción. Extraño tus bellos ojos miel viéndome con deseo. Esa mirada salvaje acompañada de unas pupilas dilatadas que desatan mi lado pasional, qué me hacen hervir la sangre en un deseo ardiente, ¡qué me quema y me consume!

 

Miro tu foto por milésima vez y recuerdo también aquellas infinitas noches silenciosas, cuando dormía abrazada a ti y me perdía en tu cuerpo, en tu aroma, en tu calidez.

 Esas noches silenciosas cuando abrazados, me hacías sentir amada y protegida. Y debo confesar que esas eran las noches en que menos dormía, pues que me quedaba apreciando ese bello semblante tuyo, serio, relajado, tan dulce e inocente a la vez.  Exploraba cada detalle, como tus lunares, pequeñas cicatrices, tu barba corta, tus ojeras, tus cejas pobladas, tus pestañas tupidas… en fin, hasta de tu respiración pesada disfrutaba. Quería tocarte, pero temía despertarte y terminar con tu expresión pacífica.

Cuando el sueño comenzaba a vencerme, me movía con cuidado hasta que mi mejilla descansara sobre tu pecho desnudo y se me permitiera escuchar tus latidos… entonces, bajo la melodía que brota de tu pecho, conciliaba el sueño.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com