La chica de ojos verdes

Por Elia Burdey
Enviado el 14/08/2016, clasificado en Amor / Románticos
415 visitas

Marcar como favorito

Leo nunca paró de buscar el amor, aunque todas sus parejas salieran rana. Su amiga Laya siempre era quién  más le animó a buscar su media naranja, aunque siempre le ponía pegas a todas sus parejas, sabia que detrás eran celos por perder un poco de su amistad de tantos años y por supuesto porque todas las elegidas eran delgadas y ella, en fín, le sobraban unos cuantos quilos. Un día intentaron robar a Leo y se escondió en una tienda, él no lo sabía pero habia entrado en la tienda de una medium, ella le notó nervioso y le dijo q se tranquilizara, allí estaría seguro. Al irse y dar las gracias, ella le cogiò la mano y la miro como si en ella estubieran escritos sus mayores secretos. Ella le solto la mano y le dijo con total desinteres:  -Solo la chica de ojos verdes te complementará!. Y desapareció detrás de una grán cortina. No hizo mucho caso al mensaje y siguió quedando con chicas, sin importar el color de ojos, y Laya siguió criticando a su ultimá conquista cuando Leo recordó el mensaje de la medium y se lo dijo a Laya, le pareció que se sorprendía. Laya tenía los ojos color marron claro, casi naranjas pero si animó a Leo a que se centrara en chicas de ojos verdes. Una noche por casualidad ligò con una chica de ojos verdes y la relación con el tiempo parecía cuajar. Leo se lo pasaba bién con esa chica de ojos verdes y cada vez le gustaba estar más con ella, aunque cada vez Laya parecía más distante. Quedó con Laya para saber que le ocurría, había encotrado una pareja de ojos verdes gracias a que la propia Laya le había animado, y ahora ella parecía enfadarse por ello. Laya lo miraba triste, le sotó que ella siempre finjió ser su amiga cuando en realidad lo amaba. Empezó a llorar y Leo quiso consolarla, la abrazó y la hizo mirarle. El le dijo que su amistad era más importante que cualquier nueva chica que conociera, porque sin su apoyo no tendría fuerzas para seguir buscando una aguja en un pajar. Leo miraba los ojos llorosos de Laya y no se había dado cuenta de que al llorar los ojos de Laya se habían vuelto verdes, y la frase resonó en su mente "solo la chica de ojos verdes te complementará".


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com