El verano mas caliente de mi vida.(3ª parte)

Por susok
Enviado el 25/08/2016, clasificado en Adultos / eróticos
2823 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Después de cortar el hielo desaparecería un poco ese malestar de cosquilleos.

.- Buenas noches guapetones .- dijo Carmen, que llevaba una faldita larga veraniega color verde agua y una blusa blanca.

.- Buenas noches respondimos, a la vez que nos levantábamos para saludarlas.

.- Vamos a pedirnos una copa, ¿ No Sara?

Me fijé en la cara de ella al verme, me desanimé un poco, no noté ninguna expresión fuera de lo normal, pero bueno sabia que mi simpatía saldría en cualquier momento y quien sabe... era otra opción para que se fijara en mi. Se dirigieron hacia dentro del local, yo aproveché ese momento para ver que modelito llevaba ella, pantalón vaquero apretado que le hacia un trasero bastante apetecible y blusa estampada de flores, con escote de pico (lo mejor sin duda) insinuaba lo que poseía pero con discreción absoluta, acompañados de tacones que le hacia resaltar la figura. Era imposible no fijarse en ella a su paso, me lo confirmaron los demás chicos que estaban sentado en la terraza, la seguían con la mirada, al igual que yo.

Salieron con dos copas, que en vez de cubatas, parecía que llevaban una menestra, de la cantidad de cosas que le había puesto el camarero, se sentaron y comenzamos a conversar, el rato pasaba ameno , por mas que intentaba adivinar lo que pensaba Sara de mi, me era imposible, era dura como el hielo, pero muy agradable, eso si. Me contó que vivía en Madrid, y que estaba allí porque le había invitado su tía en las vacaciones, era la primera vez que venia, me dijo que trabajaba de administrativa en una clínica dental, me dijo que se marcharía en 3 semanas, puesto que tenia que volver al trabajo. Ami me quedaba casi todo el mes aún, tenia que ser rápido si quería conquistarla.

Nos tomamos otra copa mas entre charla y charla hasta que Lucas comentó de ir a la única discoteca del pueblo para cambiar de ambiente. Prefería quedarme allí, sabia que en la discoteca no podríamos hablar igual pero al ver que las dos respondieron con un ¡¡Si, por favor!! no me quedo otra que unirme a ese ¡Si!.

Llegamos al local, casi todo el pueblo estaba esa noche allí, nos dirigimos a la barra para pedirnos unas copas, la discoteca no es muy grande, no se podía andar apenas de la multitud que había, aproveché la gente para pegarme a Sara y disimuladamente con la mano tonta palpar su trasero. Estaba durito, y el meneo que llevaba al andar me estaba volviendo loco, noté como mi pene se despertaba poquito a poco, me dieron ganas de cogerla de la mano y llevármela a un sitio tranquilo donde poder charlar, pero decidí esperar a que el alcohol me ayudara un poco. Tomándonos la copa observé que las dos iban ya un poco afectadas, no paraban de bailar entre ellas, rozándose y moviendo sus caderas. Se terminó la canción, momento que aproveché para invitarlas a un chupito que aceptaron de inmediato.

Ya me veía con fuerzas de entrarle, así que, me acerque a ella con intención de bailar y a la mas mínima llevármela fuera con la excusa de que allí dentro hacia mucha calor.

Así fue, espere un par de canciones y se lo propuse, ella aceptó, estaba acalorada me dijo, acalorada la quería dejar yo en mi cama, pensé para mi.

Ya fuera estuvimos charlando en el aparcamiento, empecé hablarle de su belleza y lo sexy que iba esa noche, se que a las mujeres les gusta oír esa clase de alagos, vi como se ruborizaba por momento, los ojos tenían un brillo que me querían decir algo pero no adivinaba el que.

Ahora me tocaba ami saber que había pensado ella sobre mi.

(ELLA):.-Eres un chico muy guapo, se podría decir que eres mi prototipo de hombre.- me confesó

(ELLA):.- Pero no te lo creas tanto eh!! me dijo para cortarme la sonrisa de pícaro que se me puso.

(ELLA):.- Te lo vas a tener que currar para tener algo conmigo. Dijo.

(Yo):.- ¿No te vale con el chupito que te he invitado entonces?

(ELLA):.- jajajajaja. Ni loco, además tampoco estaba muy bueno.

 

Sabía que ella quería algo mas conmigo, su comportamiento me lo delataba.

Sin pensarlo, me lancé a besarla, despacito, con toda la dulzura del mundo, agarrándole con mi mano la mejilla con mucho cariño, quería que se derritiera allí mismo y que no olvidara ese beso jamás. Noté como se erizada su piel. No quería demostrarle que me moría de ganas por penetrarla allí mismo, apoyados en aquel coche que estábamos, pero mi cabeza no dejaba de pensar en ese momento, mi pene luchaba por salir del pantalón, pero creo que ella no se dio cuenta.(ELLA):.- Ha estado muy bien campeón. Me dijo con chulería.

(YO):.- No te creas que beso siempre así, solo lo hago con las mujeres bonitas de verdad. Le respondí sonriendo.

(ELLA):.- Vamos para dentro, tengo ganas de bailar. Dijo cortando aquel momento y dejándome con cara de tonto.

 

Tengo que reconocer que no me apetecía nada entrar, quería quedarme allí y continuar hasta ver donde llegaba la cosa, pero accedí para complacerla.

Dentro se notaba la complicidad que teníamos ya, pusieron su canción favorita, que la desató por completo, el baile se volvió mucho mas sensual, se pegaba ami haciéndome temblar de emoción contoneaba el culo al ritmo de la música, se daba la vuelta para pegarlo ami, yo no podía creerlo como había cambiado la cosa por un simple beso, pero me encantaba el cambio. Mi pene creció rápidamente al sentir su trasero restregándose en él, creo que ella también lo noto porque giró la cabeza y me sonrió de una forma muy especial. Pero no dejó de hacerlo, se respiraba mucho morbo en ese baile.

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com