Azul... M y A. 3

Por LIZ
Enviado el 25/08/2016, clasificado en Adultos / eróticos
1160 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

3:22 AM

Llegamos a casa de Pablo después de una gran  fiesta de cumpleaños, seguimos con la celebración, hay vodka, tequila, cervezas, buena música y amigos con ganas de seguir la parranda hasta el  amanecer.

Un grupo está en el largo balcón fumando, en la sala de estar mis hermanos, sus chicas, un par de amigos míos con sus parejas y en un sillón cerca de  la puerta Manolo se instala con una cerveza Bohemia en la mano, se le ve cansado recién llegado de Chicago se había ido hacia 5 meses a tomar un curso de pintura.

Manolo es un típico intelectual alternativo, muy creativo e inteligente, daba clases de pintura en la Esmeralda una escuela famosa en la Ciudad de México, alto, moreno un cuerpo  muy bien dotado ya que en sus años de estudiante jugaba básquetbol, cabello ondulado arriba de los hombros, barba crecida y unos ojos negros que daban la sensación de tranquilidad.

Toda la universidad estuve enamorada de él aunque nunca le dije nada se casó con una bailarina clásica que era una perra, como odiaba a  Isabel porque se lo había llevado a Paris, me alejo de Manolo casi tres años hasta que un día toco a  mi puerta, con una maleta y una botella de vino, mi casa ha sido su casa. Todos siempre pensaron que terminaríamos juntos, pasaron muchos años   y aún seguimos aquí juntos de una u otra forma.

Me le voy encima cuando por fin he terminado de comer un emparedado en la cocina tenía hambre y la cerveza ya estaba haciendo estragos en mi cuerpo, me siento en el respaldo del sofá a escuchar la anécdota de Armando y su viaje al Salvador con Paola.

 

4:39 AM

 Risas, baile y anécdotas, después de unas cervezas fui a la cocina por unos limones estaba dispuesta a tomar unos tragos de tequila, Manolo me siguió hasta ahí.

 

-No pensaras beber tequila te destrozara mañana niña!!!-Me dijo mientras me quitaba el plato con limones y los ponía en la mesa.

 

-¿Ahora me quieres cuidar mi vida?-Pregunte con un tono sarcástico.

 

-Siempre quiero quererte lo sabes-Dijo mientras me abrazaba.

 

-Hay aja!!!,lo he esperado años y aún no me procuras-Le dije muy seria y me acurruque en su pecho.

 

-Jajajaja vale!!; eso es nuevo niña y me lo dices cuando estas ebria?

 

-¿Hay mejor forma de decir esas cosas? ; Y no estoy ebria aun, no me dejaste beber tequila para justificar entrar en tu cama y abusar de ti esta noche.....

 

 Se quedó muy quieto, sentí su cuerpo estremecer pero no dijo nada por un instante y después hablo.

 

-Cállate aún hay tiempo para el tiempo, ven vamos con los demás  a seguir la fiesta y nada de tequila Adri me escuchaste?-Me tomo por la cintura y fuimos a la sala nuevamente.

 

Se sentó nuevamente en el sillón individual, tenía amplios los respaldos y me indico con la mano que me sentara a su lado otra vez, seguíamos en la charla y las risas, pero de pronto sentí como paso su mano por debajo de mi vestido para acariciar mi espalda, giré para verle y sus ojos me recibieron  ardiendo. Me acariciaba de la espalda hasta las nalgas apretándolas, acariciaba mis muslos, deslizando las puntas de sus dedos por mis caderas, me tenía desconcertada ,confundida pero sobre todo excitada, no lo podía creer, estaba pasando ,me tocaba y de una forma nada santa, un empujón me saco del trance , mis piernas estorbaban el paso al balcón y Gloria  intentaba pasar para fumar, me levanto las piernas y las puso en el otro raspando dejándome  casi encima de él, Gloria le agradeció y me guiño el ojo, la vi con los ojos como platos y ella frunció el ceño sin entender siquiera por qué mi mirada de asombro, pánico ¿que era? ni yo estaba segura. Pero eso le dio  a él  un acceso ilimitado a mi entrepierna por debajo del vestido azul.

 

-¿Que pretendes?- Le dije al oído

 

-Procurarte, no dices que me he hecho el tonto años y tu malvada que me has privado de tu cuerpo no se cuántos putos años, tendremos que empezar a recuperar el tiempo desde ya!!!-Dijo  y metió su  mano en el vestido nuevamente.

 

Su mano arremete directamente contra mis muslos, sus dedos van suave  al encuentro de mi tanga, dibuja las líneas de encaje y toca lento entre la tela y la piel.

 

-Mojada Adriana; quiero esa imagen  en mi mente de inmediato, vámonos a tu  casa niña-Dijo en voz baja.

Su insinuación me paralizo el corazón.

Sus dedos se escabullen hasta dar con mi entrada, húmedo, hinchado y expectante, mis ojos se abren y ahogo un pequeño gemido entre mis dientes, Manolo me ve fijamente mientras juega con los dedos y los hunde lento en mi interior, toma su cerveza y le da un trago sin quitarme la vista de encima, moviendo sus dedos con destreza, mi cuerpo se carga de electricidad, y emite un par de contracciones, en ese momento se detiene, saca sus dedos de mi interior acerca a sus labios deslizando su lengua disimuladamente en el índice hasta meterlo a su boca.

 

-Ok!!!!Esto es mejor de lo que creí, vámonos a dormir por favor, quiero ese sabor en  boca de YA!!!-Dice de forma lasciva.

 

Bajo mis piernas del respaldo y me siento en sus piernas, su erección es más que notoria, no logro entender si es verdad todo esto, pero estoy  muy excitada como para analizarlo, pego mi trasero a su erección para provocarlo un poco más, me levanto casi en seguida dejándolo nervioso queriendo ocultar su  miembro endurecido.

 

Camino hacia la mesa tomo un trago de tequila directo de la botella.

 

-Esa es mi hermana carajo!!!-Dice Pablo desde el otro lado de la sala.

 

 Todos ríen y brindan en honor al festejado......

 

-SALUD!!!!-Digo en forma eufórica mientras le guiño uno ojo y le dedico una sonrisa traviesa la cual entiende a la perfección.

Todos beben sus tragos y ríen felices, Manolo se acerca a mi tomándome de la cintura vamos donde Pablo

 

 -La llevare a  dormir tomo cerveza y tequila se pondrá mal si sigue así-Dice Manolo mientras me ayuda a poner el suéter

 

-Vale hermano llévala a descansar y descansa tu que has resistido como un campeón desde que bajaste del avión no paras Manolo!!!-Dice Pablo  abrazándonos a ambos.

 

-Vale buenas noches nos vemos mañana para desayunar nos vamos a Coyoacán a curar la cruda ok?-Dice a todos

Subimos a mi carro  mi departamento está a solo unas cuantas calles en el mismo fraccionamiento, el camino o se me hace eterno, no sé si es real, entiendo que paso, solo sé que muero por llegar a casa, estaciono el auto y subimos por las escaleras en silencio, me tiene tomada de la mano  y sus dedos  me acarician lentamente, la boca se me seca por fin llegamos.

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com