Mi primera vez con otro...

Por Carla41
Enviado el 10/09/2016, clasificado en Adultos / eróticos
13077 visitas

Marcar como favorito

Mi nombre es Carla, tengo 41 años, casada hace casi 20 años. Mido 1, 61, delgada, piel blanca, pechos pequeños (34B). Como verán me casé joven y además virgen, pero muy enamorada.

Soy abogada, y trabajo en un estudio jurídico importante, donde he ido haciendo carrera.

Lo que me pasó fue hace unos 5 años atrás, por un proyecto tuve que viajar fuera de mi país, era la primera vez que viajaba sin mi esposo, no quería ir, además pensaba que me aburriría, pero no tenía opción, era necesario que fuera. Preparé todo para el viaje, antes de ir a dejarme al aeropuerto mi esposo me hizo el amor, el arriba mio como lo hacíamos casi siempre.

Ya en el viaje, llena de reuniones y mucho trabajo transcurrieron los días volando, y lo mejor que había resultado todo muy bien, razón por la cual la última noche nos invitaron a una cena especial que sería en el mismo hotel donde nos alojábamos. Yo la verdad me sentía muy cansada y sólo quería irme a dormir pensando que ya al día siguiente volvería a casa a estar con mi esposo y mis hijos. Pero mi jefe me dijo que debía ir, porque era una cena de trabajo, así que no muy feliz tuve que ir

Me puse un vestido algo ajustado y no muy escotado (además no tengo mucho que mostrar), y fui a cenar. La cena estuvo muy entretenida, y luego vino el baile, y como me tome unas copas de vino me entusiasme bailando con un abogado en práctica del estudio local. Un chico de unos 27 años, muy amable y guapo. Ya era pasada la media noche, cuando le dije a Andrés (así se llama el chico) que me sentía cansada y que quería ir a dormir. El se ofreció a acompañarme al ascensor, a lo cual no vi nada de malo y le dije que si. Luego el subió conmigo al piso 7 donde estaba mi habitación, y luego hasta la puerta, cosa que ya me había puesto bastante incómoda. Me puse seria y le dije que ya debía irse, que estaba cansada y muchas gracias.

El sin decir nada se fue, y yo me di vuelta para buscar la tarjeta de la puerta en mi bolso, me demoré unos instantes y cuando abro la puerta siento como él me toma por detrás de la cintura y me empuja hacia dentro de la habitación. Iba a gritar cuando siento su mano grande en mi boca y me dice que estaba loco por mí, que desde que me vio por primera vez . Yo sólo quería soltarme y gritar pero él me abrazo mas fuerte y pude sentir su erección pegada a mi. No se si fue por las copas de vino o qué pero algo me pasó, que comencé a sentirme excitada, pero recordé a mi esposo y mis hijos y nuevamente luché por soltarme. En eso él me toma más fuerte y me da un beso en la boca, el cual trato de evitar, pero al sentir su respiración, sus manos tomándome firme y su lengua abriéndose paso en mi boca, sin pensar nada acepté ese beso que sin exagerar fue uno de los mejores besos de mi vida.

Luego sentí sus manos en mi trasero y mis tetas… yo ya estaba entregada, se me venía la imagen de mi esposo pero ya no era capaz de reaccionar. Me quita el vestido y quedo solo en ropa interior, luego él se quita los pantalones quedando en bóxer, y evidenciando una enorme erección que al verla quedé asombrada. Su pene era muy grande (al menos más que el de mi esposo el único que conocía hasta entonces)

Me hizo agacharme para que se lo chupara, no me gustaba hacerlo, pero no pude evitarlo y metí como pude tan rico pene en mi boca, ufffff sentía como se ponía aún más duro

Luego me tiró en la cama y puso mis piernas en sus hombros y me metió suavemente su pene mientras me miraba y me decía lo rica que estaba. Yo sentía como me llenaba, comenzó a moverse, y no tardé en acabar y tener mi primer orgasmo, que wow! Era el mejor que había tenido hasta ahora!!

Después me puso a lo perrito y tomándome de las caderas me penetró, esta vez con más fuerza y haciéndome acabar de nuevo. Entonces me pidió que lo montara, y me tomó de las caderas y comenzó a guiar mis movimientos, sentía un placer infinito, poco a poco fui tomando más confianza y a mover mas fuerte, mientras él me pedia que siguiera más yo lo hacia hasta que dio un gemido y sentí como acababa dentro mio…llenándome de su leche haciendo que tuviera mi tercer orgasmo en una noche

Caí rendida sobre él, nos dimos un beso, luego se vistió y se fue.

Yo al quedarme sola, y recobrar la sensatez, lloré por lo que había hecho. Había sido infiel a mi esposo, me sentía pésimo, pero a la vez había tenido el mayor placer de toda mi vida

Me puse una bata y disponía a darme una ducha, mientras pensaba que al menos él era de otro país y nunca nadie se enteraría.

En eso tocan la puerta, y para mi sorpresa era don Jorge mi jefe, un hombre de unos 50 años muy guapo, y me dice: “Carla, no me lo hubiera esperado de usted. Acabo de ver a este joven Andrés salir de su habitación”

Yo estaba muy nerviosa, además sentía como la leche de Andrés comenzaba a escurrir por mi entrepierna. Mi jefe continuó: “no me gusta que se metan con las personas de mi equipo, sin antes yo haber probado, así que tendremos que arreglar esto”, y dicho eso me quita la bata y me besa… pero eso será otra historia

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com