LA PILLA HUEVOS

Por El abuelo bobo
Enviado el 13/09/2016, clasificado en Poesía
121 visitas

Marcar como favorito


Esa generación del cuarenta,

qué vemos tantos avances.

Hoy les hablaré de uno,

que nos produjo percances.


Los pantalones antiguos,

todos tenían botones.

Sale otra novedad,

que nos toca los cojones.


La sencilla cremallera,

al no estar acostumbrados.

Y que al subirla con prisas,

a muchos dejó capados.


Si no cerrabas un botón,

se notaba muy poquito.

En verano venía bien,

 refrescaba al pajarito.


En invierno era difícil,

casi nunca se olvidaba.

si no se cerraba bien,

el pájaro se resfriaba.


Le ponen la cremallera,

aquí nos surge el problema.

Te podías pillar un huevo,

y hasta joderte la yema.


Si salías a la calle,

la cremallera bajada.

Ese clamoroso fallo,

la mujer lo detectaba.


Te pones colorado,

al contemplar su sonrisa.

Subías la cremallera,

rápido con mucha prisa.


Y te pillaste un huevo,

soltando un gran alarido.

Oías decir a la gente,

¡ese va pedo perdido!


A veces se protegían,

con fundas de muletón

Aumentaban el paquete,

y llamaban la atención.


De esa generación,

pocos están tatuados.

Nos llegaba con tener,

los pinreles señalados.


Seguimos en la batalla,

como estamos señalados.

Al cerrar la cremallera,

ponemos ya  más cuidado.





Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao