Cupido me flecho en un abril y cerrar de ojos

Por Adrian Hiraldo
Enviado el 14/09/2016, clasificado en Amor / Románticos
389 visitas

Marcar como favorito

      Todo comenzó un domingo 4 de septiembre del 2016.

 

     yo iba caminando por la acera, cuando de repente mire hacia el frente  y en un abril y cerrar de ojos  mi mirada choco con una hermosa chica de unos 21 años  de edad. tu sonrisa llego a mi vista y sentí como se iluminaba mi vida , tus ojos zafiros brillantes como el sol al amanecer y tu cabello rizado con una inolvidable fragancia que enamoran a cualquier joven como yo. No te pude saludar con palabras, pero si te salude con una mirada.

 

      Luego  de unas horas me volví a encontrar con aquella joven tan hermosa, pero esta vez en una fiesta.

 

      Nunca pensé que mi vida iba a a cambiar  hací tan  de repente. Te mire, me miraste y ¡wao! cupido me fechó, mi corazón latia muy fuerte como nunca lo habia sentido. En ese momento sentí que ya te amaba sin conocerte. Pero lo mas extraño es que ese mismo día era tu cumpleaños. no se si seria casualidad de la vida enamorarme de una persona el mismo día de su cumpleaños . Quería hablarle, pero no sabia como, ya que la timidez no me lo permitía (algo raro en mi ya que no soy tímido). 

 

     Paso el día y no pude hablarte. Al siguiente día nos volvimos a encontrar. Te mire, me miraste y solo pude decir hola, ya que al verte se me acabaron las palabras. Paso ese día y tenia la esperanza de volver a verte.

 

     Por tercera vez me miraste, te mire y sonreímos. Tratábamos de desviar las miradas, pero cada ves que volteaba era irresistible  no poder ojear esa sonrisa tuya, ya que  se volvió mi centro de atención.

 

     Al fin pude chocar con tigo y preguntar tu nombre. Me dijiste mucho gustó mi nombre es Ashley, me quede impresionado por que al igual que tu, tu nombre es súper lindo y tiene la letra inicial A y cuenta con 6 sílabas  al igual que el mio. 

 

      Tenia la esperanza de poderte conocer aún más, pero no se pudo ya que tenias que marcharte del lugar con tu familia. No se si es cupido jugando con migo  o una ilusión muy fuerte la que estoy sintiendo por ti, pero lo cierto es que por mi timidez  no pude pedirte tu numero de teléfono. 

 

       Pero lo ma triste de esta historia es que vivimos en países diferentes, y no tengo ningún tipo de información tuya, pero tengo la esperanza de que algún día volveremos a vernos y esta vez dejare el miedo y mi timidez y te demostraré mi amor.        

                                                                                                FIN

 

                                                                                                                                                        Adrian Joel Hiraldo.

 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com