Un acostón con la niñita caliente (segunda parte)

Por gon-xxx-
Enviado el 25/09/2016, clasificado en Adultos / eróticos
11018 visitas

Marcar como favorito

Terminamos cansados y sudados mirándonos con los ojos grandes respirando muy fuerte, ya nos íbamos a empezar a vestir cuando en mi celular apareció…

“vecino, ya dormí a mis niñas, espérame… bajo en cinco minutos”

- ¿Tienes prisa de irte Kenny?...

- No ¿Por?

- Tengo algo que proponerte... veras que te va a gustar.

Kenia me iba a preguntar cuando en la puerta sonaron unos golpecitos inconfundibles, ella se asusto pero yo puse mi dedo en sus labios susurrándole que se calmara, fui hasta la puerta así, desnudo y aun con sudor en la espalda y rostro,

- Hola papacito, wow, ¿ya me esperabas así mi amor? Qué gran detalle.

Se metió rápido y cerré la puerta despacio para no hacer mucho ruido, me beso y me llevo hasta la sala, la luz estaba muy tenue y ella no se percato de que había una niña desnuda en mi casa.

- ¿Kenia? Válgame dios, con razón este hombre ya estaba desnudo, se ve que se la están pasando muy bien.

Sonriendo fue hasta Kenia, ella muy asustada se tapaba su sexo con una mano y las tetas con la otra, pero ella quiso quitarle sus manos y pudo verla luciendo su hermoso cuerpo juvenil, -Estas buenísima, -Dijo ella al verla desnuda y con los pezones aun duros.

- ¿Qué tal coge David? ¿Verdad que te hizo venir bien rico? Hay chiquita no sabes como él me coge a mí.

Serví unos tequilas y ella le dio uno a Kenia, ambas se tomaron ese juntas sin mí, serví otros y ahora si brindamos los tres, Sandra, porque así es como se llama mi vecina, acariciaba a Kenny con mucha perversión y ella conforme el tequila la relajaba se iba dejando ver y se dejaba tocar por la experimentada vecina.

- ¿Quieres ver mi pichita? ¿Quieres ver mis chichitas? –Kenny solo asintió y en un segundo Sandra se estaba desnudando.

Yo me senté desnudo en un sillón mientras Sandra se desnudaba para Kenia, el verla provocarla me estaba encendiendo otra vez, se quito el brasier y tomo las manos de la niña para que se las acariciara, Kenia se las chupo suave pero ella sumergía su cara dejándola sin respirar por momentos, se dio la vuelta y le pidió bajarle su calzón, Kenia lo fue deslizando suave hasta que este quedo en el suelo, serví otro tequila y brindamos todos desnudos,

Sandra recostó a Kenia y la abrió de piernas, fue besando su cuerpo con mucha delicadeza, fue bajando muy lento hasta sus pechos y ella los chupo con mucha delicadeza, “creo que aprendí a hacerlo como ella” Kenia disfrutaba mucho y gemía muy rico y a mí me estaban poniendo muy caliente. Sandra bajo mas y sus labios se posaron en su vulva hinchada y su lengua recorría su sexo haciéndola retorcer de placer, Kenia lo disfrutaba mucho y solo se tomaba del pelo y se apretaba los senos mientras jadeaba muy rápido.

Sandra tomo el caballito de tequila y se lo introdujo a Kenny en su sexo y ella mordió nuevamente su blusa para no gritar, el caballito era muy largo y ella lo sentía entrar y salir a un ritmo muy erótico, Sandra chupaba su clítoris y lo lamia con naturalidad, Kenia apretaba sus senos gemía queriendo soltar gritos de perra, me pare y puse mi pene en su boca y ella sin dudarlo lo engullo hasta el fondo de su garganta, solo se escuchaban sus bramidos con la boca amordazada con mi verga dura y entrando rápido haciéndola ensalivar mucho, Sandra siguió estimulándola hasta que Kenny no pudo más.

Como si fuese orina, un chorro grueso salpico la cara de Sandra, ella gustosa y victoriosa chupaba más lento el sexo de Kenny que se desvaneció como entrando en transe, sus piernas temblaban y soltó mi pene dejándose desplomar como muerta pero gimiendo como loca.

Dejamos que se repusiera y Sandra me tomo del pecho y me fue llevando a la cama, con la otra mano jalaba a Kenia para que nos siguiera a la habitación, me empujo y quede boca arriba con la verga firme y erecta lista para ser tomada, Sandra se monto encima y se introdujo mi pene de un solo movimiento, se movía rápido y fuerte cabalgándome con pasión desbordada, Kenny poco a poco se fue levantando comenzando a besar sus pechos y mordiéndolos mientras yo acariciaba sus nalgas con mi mano derecha.

Kenia se acostó a mi lado pero en posición contraria a la mía, su sexo quedo en mi cara y me gire para chuparlo, estaba ardiendo en fiebre ella se comenzó a tocar el clítoris y Sandra lo tomo como un insulto, se bajo de mi y se monto sobre Kenia en posición de 69, ella chupaba ese coño tan jugoso y caliente mientras Kenny chupaba el suyo que también escurría en fluidos, me coloque detrás de Sandra y mire que Kenia estaba estimulando su ano, observe como metía dos dedos y este se estaba dilatando mientras que en el fondo los gemidos de Sandra no paraban.

Coloque mi pene en la boca de Kenny y ella lo chupaba dejándolo lubricado para entrar por su culo dilatado y delicioso que tantas veces penetre, Kenia tomo mi pene en sus manos y lo introdujo en el culo de Sandra y yo comencé a moverlo suave y lo metí hasta adentro, Kenia observaba como la cogía y ella se sentía estimulada por la boca de Sandra en su sexo provocándole un nuevo orgasmo con el estimulo desenfrenado que le proporcionaba Sandra.

Escucharla gemir me excito hasta el punto en que sentí mi orgasmo correr, me moví fuerte y cada vez más rápido hasta que fue inevitable, sentí como mi semen se impulsaba y salía disparado regándose en las nalgas de Sandra, chorros de semen caliente cayeron en la cara de Kenia, y finalmente me quede sin fuerzas respirando agitado, pero  Sandra aun no había terminado y fue Kenny quien se encargo de chuparle el sexo tan rico que luego de unos minutos ella se corrió sobre la cara de Kenny.

Ambas terminaron besándose y abrazándose muy rico mientras servía unos tequilas, nuevamente me acosté en medio de ellas y luego de unos minutos de besarnos y acariciarnos repetimos tan linda escena, exactamente a las 11:28 de la noche ambas se fueron a su casa, dejándome la cama oliendo a sexo y a semen, tuve que lavar mi juego de cama a media noche para que mi esposa no se diera cuenta de que había pasado en la casa al llegar.

Una experiencia muy deliciosa de mis días de estar solo en casa.

 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao