¿Todo vale? El relativismo

Por cclecha
Enviado el 17/09/2016, clasificado en Reflexiones
239 visitas

Marcar como favorito

     El relativismo viene a decir que no existen las verdades absolutas, que todo depende de cómo nosotros vemos las cosas…al no haber criterios universales, todo vale por igual. Lo único importante es nuestra limitada opinión...el criterio del relativismo es que todo depende.

     La idea es que lo que es bueno en cierta sociedad, puede ser malo en la nuestra y lo que es correcto en cierto tiempo, puede ser incorrecto ahora. No existen criterios objetivos para regular nada, sino todo depende del cristal de las gafas con que contemplamos el mundo.

       El relativismo ha progresado entre los intelectuales fuera de la técnica y de la ciencia, naturalmente entre los científicos que intentan buscar una seguridad en las cosas, esto se ve, con razón, como algo desfasado. Ejemplos: todos exigimos a un ingeniero que el puente que acaba de construir, sea solido y con unos cálculos exactos…no que su seguridad, dependa del día que haga o de cualquier otra circunstancia. Lo mismo sucede con los edificios de los arquitectos, de un criterio importante de un médico, de una pastilla que ingerimos, etc.

       Queremos que las cosas importantes sean lo más exactas posibles, ¿entonces como es que permitimos el relativismo? Pues sencillamente porque todo el campo en que se mueve el relativismo no es científico. La investigación y la ciencia irán arrinconando el relativismo, no puede ser que mi opinión poco ilustrada, tenga la misma importancia que la que un experto en la materia.

       ¿Por qué existe el relativismo? Supongo porque creemos que nuestras opiniones no son inferiores a las de ningún otro….somos muy individualistas. Esto se ve en cualquier tertulia…todos quieren tener razón, en todos los asuntos…nuestra opinión, queremos que valga más que la de cualquiera, por cualificado que sea.

       ¿Todo vale? ¿Es todo relativo? Desde luego que no, los valores han llegado para quedarse, pero el relativismo ha servido para que dogmatismo y la intolerancia religiosa se pusieran en entredicho.

         Los mandamientos ofrecidos por Dios, se consideran por los creyentes como absolutos, fijos, verdaderos y divinos, no pueden ser bajo ningún concepto relativos. Sin embargo no olvidemos la constante intransigencia religiosa de todos los tiempos con las otras religiones y el dogmatismo de aquellas, véase Las Cruzadas, La Santa Inquisición y los fundamentalismos religiosos contra Copérnico, Galileo, Giordano Bruno, etc.etc. Es decir que el mismo fundamentalismo religioso ha propiciado la irrupción del relativismo.

         Más que unos valores que nos vengan dados por una religión y que se muestren inamovibles, ya que las tablas dadas por Dios son fijas…los valores han tenido que ir cambiando (afortunadamente) al son de la evolución humana. Lo que hasta hace muy poco resultaba correcto como los tribunales déspotas eclesiásticos, la pena de muerte en las plazas, de las pobres mujeres que denominaban brujas, a ojos de los ávidos ciudadanos, o hasta la normalidad con que se veían las grandes guerras cristianas, sus atrocidades y sus valores en todo el mundo…Todo ello ha ido cambiando porqué la evolución del sentido del Bien por nuestra especie lo ha hecho. La evolución de nuestra conciencia, ha marcado los valores que tenemos y no al revés. El sentido del Bien ha avanzado porque los hombres son cada año que transcurre más sensibles y evolucionados. Muchas veces, esta evolución no es lineal, ya que efectuamos dos pasos adelante y uno atrás…muchas veces parece que retrocedamos, las grandes guerras fueron un retroceso brutal, pero la evolución aunque con muchas trabas, resulta evidente si comparamos con los siglos pasados. La conquista ascendente de nuestra conciencia esta ahí.

Yo creo que el meollo de la cuestión no es cuestionar la validez de la religión ni la existencia de Dios. Hay evidencias indiscutibles para nosotros…en las que vemos que estamos solos delante de las desgracias del mundo: terremoto de Italia, tsunamis del pacifico, muertes constantes de hambre de niños en África, guerras de todo tipo y desastres naturales a gogó. El Mal esta presente por todas partes. ¿Sestea Dios? ¿No le importa nuestra suerte?...Pasemos por alto esta pregunta…no está en nuestra mano responder. El asunto no es si Dios existe o no; si existe perfecto…. Pero sino, creo que lo que debemos de pensar y que es nuestra obligación es que toda la mejora en valores, moral, ética y principios, se deben a que nuestra evolución como personas y nuestra idea de Bien, esta cada vez más avanzada. Recordemos las mutilaciones de genitales de las mujeres negras, que hasta hace muy poco ni nos las planteábamos…ahora nos repugnan. La hoguera para una viuda india, detrás de la incineración de su marido muerto…lo mismo. Etc. Los valores que rigen nuestras vidas los hemos ido incubando, gracias a que nuestra especie, con el paso del tiempo, ha ido evolucionando positivamente. Nuestros valores tendrían que ser cada vez más nobles.

       Los valores están ahí para quedarse…para unos, los diez mandamientos son principios que brotan del mismísimo Dios. Para otros, su objetivo es la cohesión del grupo. Por ejemplo, “No matarás”. Qué duda cabe de que si yo mato a mi vecino, el hermano de este puede subir a mi piso y hacer lo mismo conmigo…luego no me interesa actuar así…es mejor permanecer tranquilo. Lo mismo pude suceder si deseo a la mujer del prójimo. En el fondo todo son nervios y descohesión del grupo. ¡No te digo lo que pasaría si todos mintiéramos! El grupo no tendría manera de entenderse…luego… nervios y descohesión

     Es decir no todo vale, tanto sea por razones sagradas o evolutivas hay que respetar el Bien que se encuentra en el corazón humano e intentar que este se manifieste…no todo depende del cristal con que se mire, los valores puede que si hayan estados sometidos al zarandeo del relativismo, pero lo que sí es seguro es que tenemos que procurar que nuestra sensibilidad y principios se abran paso en esta época oscura, materialista y difícil.

       Además recordemos que si todo es relativo, el relativismo, también.

 

 

 

       

        


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com