CORTOS RELATOS DE MI VIDA: DON RUFINO EL JARDINERO PARTE 1

Por el solitario.
Enviado el 03/10/2016, clasificado en Adultos / eróticos
7516 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

18/8/1977.

Al fin Llegaron las fiestas de agosto, me siento a descansar, miguelito con casi un mes de vacaciones en la escuela, a mi esposo lo ascendieron de puesto, qué más puedo pedir, salvo por el calor que está haciendo todo está perfecto, lástima que Julio ahora no solo trabajaba más sino que tiene que salir de viaje al interior del país, a veces hasta por un mes, me siento tan sola, pero ahora que nos cambiamos de casa no hay tiempo para estar triste, el vecindario es algo opulento, ahora tengo un jardín con flores y un ciprés romano muy bonito pero descuidado, aunque no puedo sembrar flores con esta barriguita de 6 meses quiero que mis hijos tengan una buena vida, tengo todo a mano, un colegio cerca, solo el super  algo lejos pero miguelito en su bici me ayuda, solo este calor insoportable pero no me quejo me  mantengo dentro de la casa con vestido liviano, aunque me queda corto pero se me ve bien, a veces siento tanto calor que me quito la ropa interior, hay un ventilador de pie que conecto en la sala, mientras estoy  sentaba en el sillón lo pongo frente a mí para que me quite el calor, a veces sin que nadie mire abro mis piernas hasta donde puedo, que rico se siente, es como si se incendiaran mis entrañas.

20/8/1977.

Hoy vino a visitarnos una vecina, por cierto una mujer muy hermosa, traía un pastel para darnos la bienvenida al vecindario, nos sentamos en la sala a platicar, llame a mi hijo para presentarlo y le dije que  llevara una jarra con limonada, la trajo y le dije, ve a ver la tv porque vamos a hablar cosas de grandes, la conversación estuvo amena hasta el punto de la risa en grandes carcajadas, hasta mi hijo se sorprendió y llego a preguntarme si me pasaba algo, a lo que respondí que no, esa mujer y yo nos hicimos migas como decimos aquí, yo nunca he sido de tener amigas pero esta mujer tenía algo especial que me daba confianza, cuando terminamos de hablar le abrí la puerta y ella dijo, mira nada más que descuidado esta tu jardín, yo le conteste que en mi estado no podía ni recoger un papel del suelo, entonces ella  dijo, no te preocupes yo te envío al señor que arregla mi jardín es muy bueno y cobra poco, te aseguro que en dos semanas te va a dejar el jardín irreconocible, le dije que estaba bien y se fue, cuando cerré la puerta me sentí llena, la visita de esa mujer me hizo sentir diferente, al fin tengo a alguien con quien hablar, sin pena de nada, aunque no podemos hablar de cosas de niños ya que ella no tiene hijos, me entiende sobre ciertas cosas, cosas que no puedo hablar con mi marido, la verdad, por momentos sentí algo de temor, me sentí atraída hacia ella, no soy lésbica y nunca lo he sido, siempre tuve novios lindos, pero ella es tan hermosa, no podía quitarle la mirada, sus senos, más grandes que los míos, su piel es tan blanca como la leche, cuando me tomaba la mano sentía unas ganas de tomarla y besarla, pero eso no puede ser, yo estoy feliz con mi familia.

 

25/8/1977.

Hoy Julio salió de viaje por 15 días, y otra vez nos quedamos solos, son días de mucha tristeza para mí y miguelito, yo en mi estado no puedo salir con él a caminar ni jugar, necesita pasar más tiempo con su padre, pero que podemos hacer, hay facturas que pagar, gastos, pero en fin ya nos las arreglaremos.

27/8/1977.

Hoy me sucedió algo que no puedo explicar, por la mañana tocaron a la puerta yo abrí y era un hombre pequeño, moreno, regordete y muy feo, dijo me llamo RUFINO y me mando la señora GREGG para arreglar el jardín, le dije que esperara un momento ya que solo tenía puesto mi camisón corto y se me veía todo, fui a ponerme la bata y Salí, lo pase adelante y me dijo que era la persona que le cuidaba el jardín a mi vecina y que ella lo había mandado, salimos al jardín y el hombre me explico lo que se debía hacer,  yo agotada por el calor llame a mi hijo para que me pusiera una silla en el jardín, me senté y el hombre seguía explicándome lo que haría con el jardín, yo con un abanico me daba aire y le escuchaba, de repente el hombre se puso de rodillas a quitar una hierbas, lo raro era que el hombre se quedó allí un buen rato, yo no entendía por qué, así que empecé a sentir curiosidad, al rato mi hijo salió y dijo  mamá voy a la tienda a comprar golosinas, tomo su bicicleta y se fue, de pronto recordé que no me había puesto ropa interior, ahora sabia  por que el hombre no se ponía de pie, al principio pensé en levantarme rápidamente, pero algo me detuvo, no sé qué era, si la comodidad de la silla, el calor que hacía y mi estado, no lo sé, así que me quede allí sentada viendo como aquel hombre se deleitaba viendo mi vagina al aire, viendo ese agujerito ahora de color rojo por el calor y bien sudado, todo aquello me empezaba a excitar, en ese momento mi hijo regreso de la tienda y me dijo,  mamá me puedes dar unas galletas?, me levante de la silla y así puse fin al espectáculo. El hombre cambio la cara y algo enojado me dijo que cuando podía comenzar, a lo que respondí, puede mañana? entonces el hombre puso cara feliz y dijo mañana estaré aquí a las 7am, bien le conteste.

28/8/1977.

Hoy como reloj suizo Don Rufino el jardinero estaba tocando a la puerta a las 7am, yo salí al jardín para indicarle como quería que todo quedara, el hombre muy amable me dijo que entraría a la casa a traer una silla para que yo no me cansara y así lo hizo, saco la silla al jardín, así que me senté, pero ahora si llevaba puesto mi calzoncito a lo que el hombre se sintió frustrado.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com