PSIQUES PARALELAS

Por Txus Iglesias
Enviado el 30/09/2016, clasificado en Intriga / suspense
155 visitas

Marcar como favorito

                                                   PSIQUES PARALELAS  

La sesión había empezado hacía 45 minutos y  la psicóloga Natalia Pinos continuaba con sus preguntas:  

-¿…en el fondo quería usted a su padre?- indagaba la terapeuta.               

-Sí, señora- contestó llorando el paciente Jorge Pulido.  

- Bien, ha terminado la primera y última sesión. Está usted curado.  

-¿Qué le debo  por la consulta?                     

-Nada, es gratuita- concluyó la Dra. Pinos.  

---------------------------

La sesión había empezado hacía 45 minutos y el psicólogo Daniel Ceballos continuaba con sus preguntas:  

-¿…en el fondo quería usted a su padre?- indagaba el terapeuta.               

- Sí, señor- contestó llorando la paciente Palmira Fuentes.  

- Bien, por hoy ha terminado la primera sesión pero aún le quedan 57.  

-¿Qué le debo por la consulta?                      

-600 euros.- concluyó el Dr. Ceballos  

---------------  

El Doctor Miguel Lahoz explicó los dos casos clínicos en la reunión con sus colegas:  

*- En el caso 1, el paciente Jorge Pulido, se ha inventado una psicóloga, Natalia Pinos, (la cual en realidad no existe) para poder combatir su total soledad.  Acude a su imaginaria consulta y el mismo Jorge crea las respuestas. Debido a muchos casos de los que ha leído, no cree en los profesionales de la mente reales con lo que se ha creado un ideal de doctor perfecto.  

** - En el caso 2, el psicólogo Daniel Ceballos es el que se ha inventado una paciente, Palmira Fuentes, porque, después de que no iba nadie a su consulta por su poca profesionalidad, tuvo que cerrar y, gradualmente, fue desarrollando la enfermedad hasta pasar consulta inexistente y fantasear con que tenía miles de pacientes, creyéndose el  mismo Daniel la solución panaceática.  

---------------------------------------  

En el pabellón contiguo a la clínica del Doctor Lahoz,  a los enfermos ingresados después de varias sesiones terapéuticas aún les quedaba camino por recorrer para curarse. Jorge Pulido, tras preguntar a varios dolientes, en vano, se acercó a Daniel Ceballos, casualmente y le repitió lo que a todos:  

-¿Pasa usted consulta?- le preguntó Jorge- En el fondo de mí sé que este doctor no existe- pensó para sus adentros Pulido.  

-Pase, adelante, por favor- dijo Daniel- En el fondo de mí sé que este paciente no existe- pensó también Ceballos.  

Sin embargo, esta vez sí que el uno estaba frente al otro realmente. No eran imaginarios.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com