Lo que siento por tí

Por ClaraEver
Enviado el 14/10/2016, clasificado en Amor / Románticos
910 visitas

Marcar como favorito


Emil, hoy me diste un beso. No fue cualquier beso, este agito todo mi mundo y revolvió mis sentimientos.

A los 16 años, pérdida en la búsqueda de una vocación y de amigos verdaderos me uní al grupo de teatro "Rosario Castellanos". Me llamaba la atención severamente el hecho de que un grupo de actuación llevará el nombre de una pintora, parecía ironía.
Lo primero que note al entrar a ese escenario para audicionar por primera vez fue a Emil:Un chico bajito y despeinado, pero muy hiperactivo, bastante sociable y con una sonrisa radiante. Bastó esa sola mirada para saber que mi lugar estaba en ese grupo, con esas personas.
La audición fue de maravilla, con casi La puntuación perfecta obtuve el segundo papel más importante.
Ensayo tras ensayo, me fui incorporando a el grupo con mayor facilidad y confianza. Emil me ayudó a conocer Y a fraternizar con cada miembro del elenco. Con su carisma y sencillez rápidamente se ganó mi afecto y gran admiración.
No pasó mucho tiempo para que me tuviera la confianza suficiente para confesarme su más personal secreto; con una analogía medio extraña sobre jirafas y pingüinos dejo muy clara y bastante ilustrada Su homosexualidad. Esta demostración de confianza logró que de la noche a la mañana nos convirtieramos en amigos incondicionales.

Obra tras obra Emil y yo arrasamos con los protagónicos. Nuestra química personal se reflejó en el escenario a lo largo de dos increíbles años. Hubo euforia y éxito, Aventuras y experiencias, y Emil siempre junto a mi.
Luego me gradué de la preparatoria y él se quedó a terminarla. A pesar de que nos veíamos con menos frecuencia, los momentos que pasamos juntos siempre fueron maravillosos y memorables.

Un año más tarde el se graduó de la preparatoria y matriculó la carrera de medicina. Así se redujeron las oportunidades de reuniones y de momentos juntos. Pero nuestra relación no cambió, no hasta el día que le di la noticia de que me iría a vivir a otro país.

Paso por mi a la universidad, traía comida para compartir, esa era una de las cosas que me gustaban de él. Caminamos por un rato a un costado de la carretera, la conversación fluía arduamente, teníamos que ponernos al día con nuestras vidas. Nos sentamos en una banca muy cercana a la autopista, saque la comida y me le quede viendo:
— Parece que tienes algo que decir – dijo mientras apartaba el plato te mis manos.
— Me voy – sollocé – El próximo mes dejaré el país.
Su semblante risueño se volvió gris, miro fijamente sus manos e hizo una mueca como si hubiera descubierto algo irónico.
– Entonces te daré algo que tengo meses queriendo darte – Se apretó los nudillos sin mover su mirada –Cierra los ojos.
Le obedecí, cerré mis ojos ligeramente y me cubrí la cara con mis manos. Sentí la mano de Emil acariciar mi muñeca, su tibia respiración parecía estar demasiado cerca de mis mejillas y entonces sentí su beso. No tuve tiempo de reaccionar cuando él se retiró rápidamente.
Me quedé totalmente quieta e inexpresiva. Mi corazón latía rápidamente y sentía que todos los que pasaban nos miraban fijamente.
–¿Qué opinas? – pregunto Emil, buscando la respuesta en mis ojos.
–No sé, fue muy rápido.
Se acercó de nuevo a mi, esta vez sin prisa, acarició mi mejilla con la tersa palma de su mano y me beso. Sus labios y los míos entonaron perfectamente, su tibia saliva humedecio mi boca y sentí un escalofrío.
–Espero que entiendas porque lo hice – dijo acariciando mi mejilla. – es sólo una manifestación de lo que siento por ti.
–Lo entiendo –mentí.

Ahora, recostada en mi cama no puedo dejar de pensar en ese beso, se supone que él es gay, se supone que tengo un novio al que juré fidelidad, se supone que Emil es mi amigo incondicional.
Se supone que no debería haberlo besado, se supone que debí haber entendido ese beso.
Se supone que no debería darle vueltas al asunto, ni hablarle a este texto como si fueras tu pero, en tus propias palabras, es sólo la manifestación de lo que en realidad siento por ti.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com