Interpretaciones

Por Elia Burdey
Enviado el 16/10/2016, clasificado en Amor / Románticos
423 visitas

Marcar como favorito

Le conocí en el trabajo, sabía que yo podía enamorarme de cualquier tio que me hiciera sonrreir. Pero este era guapo, alto, inteligente. Bastó que me diría dos tonterías para robarme el corazón. Mi enamoramiento iva a más, algun roce de nuestras manos sin querer, sus sonrrisas planeadas al mirarme , esa forma despreocupada de mirar por la ventana. Lo mió iva en aumento, pensé ver en él cierto interés. Pero con el paso de los meses aquello seguía igual. Analice el asunto y me dí cuenta que su tema preferido para hablar era el trabajo, era capaz de sonrreir y le salían sus oyuelos escondidos. Ví que más compañeras le miraban envelesadas. Pero en tantos años este tio seguía soltero y ellas no le daban más protagonismo que unos segundos. Mí corazón no quería ser lastimado, asique me dije que la verdad absoluta era que ese tio estaba enamorado de su trabajo y aunque estubiera de compañera una Claudia Sifer tampoco se fijaría en ella. Pero mi corazón seguía desbocandose al verle aparecer por la puerta, asique dejé el trabajo, sin despedirme. Lloré un par de días, pero seguí con mi vida. Pero un día me lo encontré a la puerta de casa, esperandome. Me quedé palida y él sonrrió y solto una de sus gracias haciendome reir. Al parecer querría despedirse y quedar como buenos amigos. Pero me coge de la mano y me dice que está enamorado de mí. 

 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com