La Inocencia Fugada Micronovela parte 1

Por cristylove
Enviado el 08/01/2017, clasificado en Amor / Románticos
171 visitas

Marcar como favorito

Inocencia Fugada.

Capítulo I

La Primera Vez.

Encerrada en su cuarto, con los audífonos puesto  escucha reggaeton. Trata de olvidar, aunque eso no ya sería posible. El mal estaba hecho. Los consejos habían sido en vano en la mente de Daniela que creyó saber más que su madre. De vez en cuando llora, a veces grita y discute con Guillermito, su hermanito de 09 años. 

Hace ya tres meses que la mensual no llega. Aún trata de recordar la noche en que todo se echó a perder, no fue nada romántico, no hubo frases dulce, ni siquiera disfrutó el momento. Tan sólo recuerda que salió por la ventana a las 10:00 pm rumbo a una fiesta con su novio Rubén alias " El Chino" uno de los chicos del barrio que estaban en su mejor momento y él que le hacía bajar las medias a más de una jovencita ingenua o idiota. 

Daniela de tan solo 14 Años, llevaba un minifalda de Jean blanco y una franelas Rosada con el logo de una marca conocida y unos zapatos deportivos blancos. Estaba maquillada. Aparentaba unos 18 años gracias a su voluptuosa figura y su tamaño. Rubén la esperaba en la moto parado en la esquina. Le dio un beso y partieron al barrio vecino.

En la fiesta, los otros chicos la miraban como lobos a punto de cazar a Caperucita. Pero como era de Rubén no se le acercaban. Bailaron, mientras la besaba. Daniela estaba feliz. Sólo bebió una cerveza para complacer a su novio. Pero ella creyó que le cayó mal. Sólo recuerda que despertó en un cuartucho, desnuda y con la pierna de Rubén encima de ella. La primera vez fue algo olvidable.

Capítulo II

El Rechazo. 

Luego de una semana, sigue   castigada. Su madre sólo le permite salir nada más al Liceo " La Caridad" donde cursa el segundo año de secundaria. Tiene excelentes notas. De regreso debe pasar por el colegio de Guillermito para llevarlo a casa. Aún tiene el privilegio del móvil, pero Rubén no responde sus mensajes, ni atiende sus llamadas. Tiene miedo de que ya la dejó de querer. Llama a Mónica su mejor amiga para saber de Rubén, pero ella le comenta que no lo ha visto. Una noche sale a escondidas. Necesita saber. Cruza el barrio, al fin ve la moto de Rubén estacionada en la acera cerca de la Licoreria "Las 4 Esquinas". Entra. Rubén está con varios amigos. Se acerca por detrás  y le tapa los ojos. El La sacude y le dice: -¿Que haces aquí? Vete a tu casa. 

Ella quiere saber porqué no la ha buscado, ni llamado. Él ignora sus palabras, Daniela llora y Rubén la agarra por el brazo y la saca de la Licoreria. Le dice que ya su momento pasó, que siga su camino y no lo busque más. Daniela se va a su casa, no puede creer que la usaron como un trapo. No para de llorar. A la semana siguiente lo ve de nuevo acompañado de una compañera del liceo. 

Capítulo III 

La Consecuencia. 

Daniela se siente tristes, no come, no tiene deseos de hablar con nadie. Su mamá le reclama su apatía. Ella lo único que quiere y hace es dormir. En las mañanas siente que el estómago le va a estallar. Tiene náuseas y mareos. Ha comenzado a sospechar lo inevitable de su error. Teme ser descubierta. Su mamá quiere llevarla al médico pero ella siempre la evade. En el liceo le cuenta a Mónica sus sospechas, ella le dice que le advirtió que Rubén no era de fiar y que no es la única que ha pasado por sus asquerosas manos. Se ofrece a conseguirle unas pastillas para que salga del problema. Pero a Daniela le da miedo. Decide buscar de nuevo a Rubén para que asuma su responsabilidad. Y este la rechaza, que ni se atreva a acusarlo porque ella lo pagaría bien caro. Ella ya no puede seguir ocultando lo que ya se asoma a la vista. 

Capítulo IV

El descubrimiento. 

Una tarde luego de regresar del liceo, su mamá la esperaba en la sala para llevarla a consultorio médico. Ella está asustada, pronto se descubrirá lo que oculta su cuerpo. Le pide a su mamá que se siente y que por favor la escuché. Le pide perdón. Llora de nuevo, ya parece su estado natural. Su madre ya sabe lo que oculta hace un tiempo, sólo quería que lo confesara por si misma. Le oculta los hechos y el nombre de Rubén. No quiere saber más nunca de él. Su mamá cree que lo mejor es interrumpir lo que vendrá a estropear los planes que tiene para su hija. Sus estudios, su imagen, su vida pero Daniela llena de miedos e inseguridad no quiere, le dice a su madre que lo tendrá. Entonces su mamá la lleva al médico para que la evalúe y saber su estado. Juntas deciden afrontar la llegada del inesperado nuevo miembro de la familia. 

Capítulo V.

La Travesía. 

Ya tiene 8 meses de embarazo, ya hace un tiempo desaparecieron las náuseas y lo mareos. Todo ha ido mal. La retiraron del liceo, al ser un colegio religioso ella ya no era un buen ejemplo para las demás niñas. Las madres del vecindario murmuran, y le dicen a sus hijas que no tengan trato con ella. Han sido meses rudos y dolorosos. Su mamá aunque siente decepción, tristeza incluso enojo (aún se niega hablar quien es el responsable) no la ha desamparado. Le ha comprado algunas ropas de bebé, ha sacado la vieja cuna de Guillermito y algunas bragas maternal. Ya se ha resignado pero es duro para todos, además que la situación económica está muy mala. Rubén se sigue pavoneando por el barrio. 

Mientras ella cada día lo odia más y más. Mónica es la única de sus amigas que aún le dirige la palabra. Ella le dice que será tía de su bebé y le da ánimo cuando está deprimida.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao