CORTO RELATOS DE MI VIDA: EL FAMOSO MARTILLO PARTE 2.

Por el solitario.
Enviado el 12/09/2017, clasificado en Adultos / eróticos
3385 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Al terminar le dije, bien esto merece un premio, fui por una botella de vino y platicamos largo y tendido en la sala, me quite los zapatos de tacón alto que tenía, y le dije, perdón, no se preocupe dijo, sabe yo trabaje hace tiempo con un quiropráctico, si quiere puedo darle un masaje relajante a sus pies, sabe que contesté, probare uno hoy, soy toda suya, no se arrepentirá dijo, me senté en el sillón y él se puso de rodillas frente a mí, tomo mi pie y comenzó a masajear, al rato me sirvió otro trago de vino y dijo bien relájese esta muy tensa, yo tome el vaso de vino y empecé a contarle todo lo que había hecho en el día, el muy paciente escucho todo, de pronto sin darme cuenta  fui quedándome dormida en el sillón, no paso mucho tiempo cuando empecé a sentir algo delicioso, algo rico, abrí mis ojos y vi a aquel hombrecito metido dentro de mi vestido, solo podía verle los zapatitos, rápidamente me pare del sillón, pero él no se desprendió de mis piernas, me tenía tomada por las nalgas y lamia mi vagina, yo trataba de quitarlo pero no podía, era bueno haciendo eso, así que con los tragos de vino y mi soledad sucumbí ante aquel hombrecito, el seguía debajo de mi vestido chupando por encima de mi braga, después me bajo el calzoncito, lo quito y siguió chupándome la concha me hizo gozar a mas no poder, sentía como se excitaba todo mi cuerpo, no podía creer el placer me daba ese enanito, después de un buen rato me corrí y sentí como el chupo todo lo que salió de mi vagina, era como un perrito lamiéndolo todo, salió de debajo de mi vestido y dijo te gustó, yo le dije si me gustó mucho, entones dijo, que dices si subimos a tu cuarto y te enseño otras cosas, yo le dije que no, porque mis hijos dormían en el cuarto de punto, y podrían escuchar mis gemidos, entonces él dijo, bien lo haremos aquí, donde? pregunte, aquí dijo, en el sillón, no, le conteste, puede bajar alguno de mis hijos al baño y nos encontraría aquí, no tengas miedo dijo, me tomo de la mano y me llevo al sillón, me bajo el cierre del vestido y me lo saco, me acostó, cuando él se quitó la ropa vi su cuerpo, era como el de un niño, pero entones saco su gran polla, y yo me quede helada, no tengas miedo dijo que te queda justa para tu panocha, mi vagina era grande, primero me abrió las piernas y chupo mi vagina, lamia todo, sentía sus manitas tocándome y eso me excitaba más, se subía arriba de mí y me chupaba los pezones sus manitas tocando mis tetas me recordaban cuando le daba de mamar a Javi, era otra experiencia, me venía a chorros, el hombrecito se paró arriba de mi cara y dijo bien ahora chúpate esta paleta y metió su miembro en mi boca, lo empecé a chupar despacio y con mi lengua lo rodeaba y lo lamia, él estaba extasiado, de pronto sentí como su miembro se hacía más grande dentro de mi boca, me quedaba sin aliento, cuando la tuvo erecta me abrió las piernas y me dejo ir aquella cosa, al principio sentí dolor en mi vagina, con sus manitas me sostenía las piernas mientras metía y sacaba aquella polla enorme, escuchaba el sonido que producía cuando metía su gran pollla en mi panocha, yo estaba a punto de gritar pero me acorde que mis hijos dormían arriba, así que me aguante sus arremetidas, su polla era tan grande que me quedo ajustada en la vagina, una y otra vez sentía como entraba y salía su polla de mi vagina, quería gritar de placer pero no podía por miedo a que mis hijos oyeran, después me puso de perrito, se paró detrás de mí y me la metió por detrás pero por mi concha, yo disfrutaba eso, sentía sus pequeñas manos tocando mis nalgas, de pronto dejo ir toda su leche dentro de mí, estaba tan caliente, tomo su pene y me lo puso en el ano, le dije que tuviera cuidado, metió su pene de nuevo en mi panocha, lo mojo en mis jugos, después lo saco y despacio lo fue introduciendo por mi ano, cuando ya tenía toda su polla en  mi agujerito se dio gusto, escuchaba como mis nalgas topaban con su cuerpecito una y otra vez, yo solo gemía y le decía, así, así, mas, dame más, hay sí, así, hug,hug, oh, oh, oh, más duro, mas, así, no sé porque pero me venía a chorros con este hombrecito, después de un buen rato acabo dentro de mi ano, saco su polla y la limpio entre mis nalgas, cuando me pare me empezó a escurrir, me dijo siéntate, se subió al sillón y se puso de pie frente a mí, tomo su polla y la metió en mi boca, lo tome por sus nalguitas y le empecé a mamar su pene, lo succione fuerte hasta hacerlo acabar en mi boca, su semen era muy salado y no pude tragarlo, así que me levante y lo fui a escupir al lavatrastos, cuando regrese él estaba acostado en el sillón boca arriba, yo me senté a la par de él y le dije, perdón pero estaba demasiado salado, no pude tragarlo, me perdonas, no te preocupes dijo, todas las mujeres me han dicho lo mismo, se levantó y me dijo acuéstate, yo me acosté y él se puso en mi regazo, me tomo un pecho y empezó a chuparlo, era como si fuera un bebe, mientras me chupaba la teta metía su mano en mi panocha, eres una mujer muy hermosa dijo, nunca tengo suerte con mujeres como tú, porque accediste coger conmigo?, yo le conteste que él se había portado bien con mis hijos y que de alguna forma le había tomado cariño, en esas estábamos cuando escuche, MAMÁ, MAMÁ, QUE ESTAS HACIENDO?, era Javi que venía bajando las gradas, yo me asuste y le conteste, nada mi amor regresa a la cama, como pude me puse el vestido y lo regrese a su cama, me quede un rato con el hasta que se volvió a quedar dormido, baje a la sala y Oscar se había marchado, me quite el vestido y lo metí en la lavadora ya que estaba manchado con semen y liquido vaginal, después tome un limpiador y empecé a quitar todo el desastre del sillón, después de un par de horas logre quitar todo, lo que más costo fueron las manchas de semen de aquel hombrecito, me fui  a dormir muy pero muy agotada, caí en la cama y desperté hoy a medio día, Migue me dijo que Oscar había salido temprano, ya veremos en que para todo esto.

 CONTINUARÁ...


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com