23.20

Por j. wallski
Enviado el 22/05/2013, clasificado en Varios / otros
474 visitas

Marcar como favorito

 

Y hoy, cuando la soledad te abrace, y estreche tu cuello como una tenaza partiendo la cascara de una nuez, entenderás que la absoluta tristeza radica en el hecho de que, incapaz de moverte, tu alma se seguirá encogiendo a cada pensamiento ególatra, complaciente, inútil, ridículo

Quédate tu aquí si quieres, en tu silla, en tu ruido, en tu podredumbre existencialista, en tu narcisismo innecesario.

Quédate si realmente lo deseas. Yo, por mi parte, voy a tomarme una cerveza, a fumarme un cigarrillo, y quizás, solo quizás, preguntaré por ti. O por mí.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com