Mi amor imposible, solo una ilusión, como siempre...

Por marthamydear
Enviado el 28/05/2013, clasificado en Amor / Románticos
870 visitas

Marcar como favorito

Ella se disponía ya a salir, se encontraría con el, el su pareja “formal” probablemente irían al cine, o simplemente caminarían por la plaza. Ella ya estaba lista, tomó el camión, pero en todo el camino iba pensando en “el” no en su novio si no en “el, el otro”.

y ahí estaba el, esperándola, se acercó y la abrazó al mismo tiempo que le decía lo mucho que le extrañaba, ella sin embargo no podía decirle lo mismo, y no es que no lo quisiera no, ella lo quiere mucho, el siempre fue bueno con ella, su mejor amigo. sin embargo no lo amaba, como podía hacerlo si su amor le pertenecía al “otro” –de nuevo pensó en el otro- … -¡hey!¿te encuentras bien?- claro- diría ella. Entonces juntos de la mano caminarían al cine, comprarían los boletos para la primera función, no importaría todo estaría mejor ahí dentro, al menos ella no tendría que hablarle, se apagan las luces y se ilumina la pantalla, el, nervioso como siempre tiene que tomar la iniciativa y la abraza. Empieza la película, el pone mucha atención en ella. Ella pone mucha atención en la trama, al poco tiempo se percata que el protagonista del filme es muy parecido al “otro”, lo ve en todas partes, pero es que es encantador, muy guapo- piensa ella- atractivo física y porque no también sexualmente, y no solo eso, el es muy inteligente, simpático, bromista y sobretodo admira su talento, multiinstrumentista, el es simplemente perfecto, lo desea. Pero como un  balde de agua fría  la golpea la realidad – por dios sabes muy bien que es imposible, es mayor que tu, podría ser tu padre y lo más importante EL ESTÁ CASADO tiene a su familia esposa e hijos a los cuales ama, el por supuesto que no piensa en ti-

Cuando menos se percata ya ha terminado la película, ambos se levantan de sus asientos y salen de ahí. -¿te gustó?- ¿Qué?- pues la película- a si estuvo buena- conversan mientras van a la parada del camión.

y el se queda ahí esperando como siempre con ansias aquel primer beso que ella aun no le dio,

En su casa ella seguramente tendría que ayudar con las tareas del hogar, aunque probablemente no lo hará esta muy cansada y solo quiere esconderse en su habitación a llorar y hablarle a su amiga sobre el. el otro, su amado “profe”.Mañana será sábado al fin podré volver a verlo- le dirá….

su alarma suena aunque ella ya estaría despierta minutos antes, hace ejercicio, se mete al baño y no puede decidir que ponerse, que se le vera mejor si la blusa negra o la azul, al fin se decide por una escotada, piensa que le gustará a el.

se dirige hacia su escuela, es un camino largo asi que aprovecha para terminar de arreglarse y maquillarse –perfume, es muy importante-

llegará como siempre minutos antes que el, ya ahí, se sentara en una banca a esperarlo, asegurándose que la vea leer “las batallas en el desierto” intentando darle una pista de lo que siente. El llega caminando la ve ahí sentada, le sonríe (con su hermosa y grande sonrisa pensara ella) y le dice –ya vamos (con su hermosa voz pronuncia el nombre de nuestra protagonista, que tiene nombre poco común y es difícil de pronunciar, sin embargo el lo hace y lo pronuncia de una manera muy especial y suave).

Entran al salón donde el le enseña a tocar la guitarra, y por cosas del destino los otros dos alumnos no habrán llegado aun, el empezara a platicar con ella, ella lo verá perdidamente a los ojos y se armara de valor y sin más le confesara todo lo que siente por el.

por un instante hay absoluto silencio se miran a los ojos, y el termina por sonreírle y decirle que siente exactamente lo mismo. los dos como dos animales descontrolados empiezan a besarse sin importarles nada ni nadie, se aman y se lo demuestran, no pueden arrepentirse ya es demasiado tarde, ambos han pecado y parece no importarles. el la penetra como si la vida le fuese en ello, ella se aferra a el, no quiere dejarlo ir, quiere que ese instante dure para siempre ella se recuesta a su lado, lo abraza y termina profundamente dormida.

La alarma suena, ella despierta y se da cuenta que el ya no se encuentra ahí, nunca lo estuvo todo fue un sueño, una ilusión, como siempre.

 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com