Ojos dorados 4

Por Danmor
Enviado el 13/07/2018, clasificado en Ciencia ficción
97 visitas

Marcar como favorito

Recorrieron suelo, subsuelo y espacios ínter dimensionales, encontraron  sufrimiento y dolor, Hope y Soul ayudaban, pero al lugar que llegasen estaba en ruinas, pareciese que perseguían a los atacantes.

Una día atravesando un bosque el cielo se puso  gris, sobre ellos estaba una inmensa nube de insectos, ninguno de los dos pudo identificar que eran, pero al caminar notaron que algunos habían caído, Soul sin darse cuenta piso uno y al hacerlo cayó al suelo mal herido, lo que había pisado no era un  insecto, o al menos no de los normales, parecía una navaja filosísima que se iba enterrando en su pie derecho.

La cabeza de Hope retumbó del dolor, era como si a elle se le estuviera clavando la navaja, la voz en su cabeza dijo –NO LO TOQUES− brincara a ti, Soul estaba muy mal, estaba perdiendo mucha sangre, el dolor era intenso, el insecto iba a la altura del tobillo, tenía que hacer algo, ella no aguantaba el dolor, le habló pero él no podía contestar.

Hope se quitó el dolor y sin tocar a Soul le ordenó que abriera los ojos, lo hizo pero no podía mantener su mirada, después de unos segundos Soul se empezó a calmar, la sangre seguía saliendo de lo que parecía ser un pie; le buscó la mirada y se conectaron, los rayos aparecieron y ella dijo canta,  el insecto se desintegró, en eso apareció la bruja que fue directamente con su hijo para curarle el pie, de haber llegado un poco más tarde lo hubiera perdido.

Mientras lo atendía dijo –HOPE BUSCA EN LA CUEVA−, lo hizo y encontró a un hombre que sólo repetía –LA LEYENDA DEBE CUMPLIRSE−,   al ver a la chica el pobre hombre se puso a llorar.

La bruja llegó y le explicó que el hombre era un bibliotecario, sabía de memoria todos los libros que se habían escrito, él debía conocer la leyenda, pero primero debía dejar de llorar, Hope intento calmarlo pero no pudo, pensó en Soul necesitaba su energía y su fuerza, la distrajo el hombre que ahora reía y que decía –SOY INMUNE – y volvió a llorar.

Después de varios minutos, el bibliotecario se calmó, se acercó a Hope y muy solemne dijo:

CUANDO LOS OJOS DE ORO Y LOS OJOS DE PLATA SE ENCUENTREN Y SE UNAN, SERAN TAN PODEROSOS QUE SU FUERZA SE CONOCERÁ EN TODO EL PLANETA, PREVALECERÁ LA PAZ Y EL ORDEN, EL MALIGNO TENDRÁ QUE ESPERAR PORQUE CONTRA ELLOS NO PODRA.

Y luego susurrando dijo −si no son los correctos la unión matará al más débil−, y con su voz  natural explicó: el maligno quiere llegar arriba, ser el número uno, sabe que la leyenda no se ha cumplido y confía en que no se cumplirá.

Hope no sabía que decir, en su cabeza retumbaban las palabras si no son los correctos la unión matará al más débil, ella no podría vivir si por su culpa Soul muriera, la voz en su cabeza retumbó –crees que él es el más débil−, ella no sabía que pensar.  

Sin darse cuenta Soul se le acercó diciendo, yo conocía la leyenda, pero tú nunca crees lo que uno te dice, sólo confías en ti, y a medias porque algunos de tus poderes siguen dormidos, he dejado que descubras que somos uno, pero el tiempo se acaba y tú no pareces darte cuenta, debemos unirnos ya, ella se separó un poco de él, y le preguntó ¿hablas de sexo?,

NO, dijo él muy enfático, hablo de unir nuestras almas, el sexo es secundario el sexo es carne y el alma es más importante, las nuestras se pertenecen desde hace siglos, cuando mueren los cuerpos, ellas reposan hasta que regresan a este plano y se vuelven a encontrar.

Hope no le creía, si lo había acompañado todos estos meses era por ayudar a los que la necesitaran, pero de eso a casarse con él, NO, la idea no le gustaba; sin levantar la vista dijo:

LO SIENTO PERO NO CREO LO DE LA LEYENDA NI LO DE NECESITAR EL UNO DEL OTRO, ME VOY.

Soul y su madre se quedaron mudos, la bruja dijo− déjala que piense las cosas−.

Debía de andar distraída con los últimos acontecimientos, porque le costó trabajo llegar a su casa, hacía tanto que no estaba ahí, se sentía tan diferente de aquella muchacha que trabajaba en el asilo, recordó el asilo y quiso retomar su antigua vida, salió inmediatamente.

Al llegar las enfermeras la saludaron con cariño y ella se sintió mejor, pero al recorrer a los huéspedes notó que al ayudarlos ella se cansaba, pensó que era por todo lo que había pasado.

Al llegar con la última persona que iba a ver, notó que la señora la veía a los ojos, por alguna razón ella no podía acercarse, sintió miedo y se supo sola, trató de retroceder pero no pudo, recordó a Soul pero supo que no contaba con él, sentía los pies clavados al suelo, la anciana que la veía empezó a reír y dijo −hay recompensa por matarte−.

Hope no entendía, eso de tener precio,  no podía moverse  y  se sentía muy cansada, trató de desaparecer y no pudo, tenía pocas horas de haberse separado de Soul y no había podido sobrevivir sin él, acaso él le había robado poder, eso debía ser, porque ella era poderosa….

Su mente era un caos, oía a la anciana reír, se sentía acorralada, sería este su fin, cuánto daría por oler a madera, recordó a su madre que siempre le decía −cuándo todo está negro es que va a amanecer−, y ahora las cosas estaban  más que negras.

 

 

 

 

 

 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com