Soldados Parte IV

Por Ontanaya
Enviado el 06/06/2013, clasificado en Varios / otros
837 visitas

Marcar como favorito

Me siento en la cama. Noto la boca pastosa. Necesito como 100 litros de agua. Intento hacer memoria.

Me recuerdo en la barra bebiendo chupitos. Bailando en la pista. Tontear con chicos. Marearme. Noelia sujetándome el pelo. Vomitar. Vomitar y seguir vomitando. Darla las gracias. Decirla que la quiero. Salir a la calle. Notar frío. Lorenzo. Ponerme su chaqueta. Mmm...calorcito. Gritar: ¡Graaaaaccias Loreeenzooooo! ¡Te quiero!

Reír. Saltar. Salir corriendo. ¡Pum! Caerme.

Levanto la sábana y me miro las rodillas. Bien. Están con rasguños. Ahora entiendo el dolor.

Volver a vomitar. Cerrar los ojos mucho tiempo porque me mareo. Escuchar: - Tiene que caminar; - Debería dormir para que se le pase la mona; - Yo la llevo. Vosotros seguir disfrutando. No os preocupeis.

Notar como alguien pasa su brazo por mi cintura.

- Vamos fiestera.

Empezar a caminar. Despejarme un poco. Ser semi consciente de que quien me agarra es Roberto. Pensar: ¡Mierda!¡Qué verguenza!

Suspirar.

Apartarme de su brazo.

- Yo puedo. Yo puedo.

- ¿Estás segura?

Balancearme.

- ¿Nos sentamos un ratito?- Le pregunto sonriendo.

- Sí. Quizás sea bueno.

Estamos sentados en silencio. Tirito un poco y él pasa su brazo por mi hombro.

- Acércate. Estás temblando.

Me acerco a él. Aspiro su olor. Es una mezcla de perfume, alcohol y su propio aroma. Embriagador.

Algo se remueve por dentro. Sube desde el estómago. Alcanza el esófago. Quema mi garganta. Intento detenerlo pero llega a la punta de mi lengua e irremediablemente, abro la boca y....

- Te quiero Roberto.

Noto como su cuerpo se tensa y después comienza a contraerse por la risa.

- Yo también te quiero tonti, pero no tienes que beber tanto que mira como te pones.

- No te rías. Que yo lo digo de verdad.- Le miro a la cara seria- Desde que te conocí me pareces el mejor chico del mundo- y sonrío.

Roberto acaricia mi pelo y se queda un momento callado.

- Carolina, yo... creo que eres una gran chica...

Sé que iba a decir algo más. Algo que iba con un pero, pero no le dejo seguir. Sin darle tiempo a continuar y de forma bastante torpe, le beso. Puede que sea mi única oportunidad. Sus labios están fríos. Hace frío.

Y ya. ¿Qué pasó después? ¿Cómo he llegado a mi cama? Me llevo las manos a la cabeza. ¿Qué he hecho? ¿Qué pensará Roberto? Joder, tiene novia y le he besado. Peor aún, le he dicho que le quiero.

*** GRACIAS POR LEER LOS RELATOS. ESPERO QUE LES GUSTE. :) ***

Próximamente más!! Siento tardar en publicar pero no tengo mucho tiempo.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com