TORCUATO

Por Benjamin.J.Green
Enviado el 11/06/2013, clasificado en Varios / otros
350 visitas

Marcar como favorito

Hoy he conocido un duende,se lo juro,aun no salgo de mi asombro.

Y no un duende qualquiera,este no iba de verde,ni era narigudo y sus

orejas eran normales.

Iba con unos vaqueros,zapatillas nike,camiseta desigual,un buen corte de 

pelo y sus gafas de sol rayban.

Y se llama Torcuato.Aun estoy alucinando.

Esta historia comenzo,en el cuarto que utilizo para escribir tranquilo.

Estaba transcribiendo unos cuantos textos a mi ordenador,cuando oi

como una tos y un caraspeo.

Como estaba solo en casa,algun ruido de la calle,pense.

Al poco rato,otra vez la tos y el caraspeito de maras.

Me volvi rapidame y a mi espalda no habia nadie,me levante,fui hasta

la puerta de entrada y mire por la mirilla,nada.

Ya estaba pensando que tenia alucinaciones auditivas,cuando alguien

detras mia,me dijo.

-Tranquilizate,no te voy ha hacer nada.

Me quede paralizado,sin sabe que hacer.

-Vuelvete despacito y me veras,estoy

sobre el escritorio.

Me volvi y me quede sin palabras,ante la imagen,que durante un instante,se 

negaba a procesar mi cerebro.

Asi conoci a torcuato.

Este Torcuato era un duende de negocio que queria ampliar su mercado y sus

espectativas,mientras me hablaba.

Yo pensaba,tio que estas hablando con un,(En ese momento,no sabia que nuestro

amiguito era un duende)tipo que mide lo de una jarra de cerveza.

Mientras mi coco se reponia del susto, por asi decirlo,empeze a preguntarle

donde vivia y como habia entrado en mi casa.

Torcuato me dijo,que el vivia alli,desde hacia cincuenta años,por lo menos y

que yo solo hacia tres meses que vivia alli.

Detras de mi escritorio,habia un pequeño  habitaculo,que le servia de vivienda y

que era sumamente confortable.

Entonces le pregunte cual era el negocio,en el cual se habia embarcado.

Si hablar con un tipo de diez centimetros era para flipar,lo que me dijo,sobre

el producto que vendia,me dejo boquiabierto.

El tipo este,vendia marihuana.

Era un duende camello y creo que en ese momento me sente.

Tarde un rato,antes de reaccionar un poquito.

-Vale,le dije.

-Estas en tu casa,sirvete algo.

Que le voy ha hacer,ahora vivo con un duende camello que se llama Torcuato.

Jack daniels,marihuana y mi duende,que veranito me espera.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com