Ángeles con sangre en las manos

Por Fantasma de un hombre
Enviado el 26/06/2013, clasificado en Varios / otros
682 visitas

Marcar como favorito

Un ruido casi infernal le rodeaba. La sensación para cualquiera sería de desesperación y terror. La sangre que regaba el suelo y el hedor que desprendían era suficiente para hacer vomitar a cualquiera. Se podria casi sentir la presencia de la muerte en aquel pedazo de tierra. Pero el estaba tranquilo. Aguardando el momento oportuno.

Su cabeza en cambio era un hervidero de pensamientos. Casi como si se tratase de un pez que coletea energicamente sus ultimos segundos de vida. Recuerdos, recuerdos, siempre estaban ahi. El realmente era incapaz de acallarlos. 

Recordó cuando era niño. Su padre era un hombre de campo, y su madre, una simple ama de casa. Pero su padre se marchó. Siempre que le preguntaba a su madre porque ella respondia. 

.-"El pais le necesita cariño"

Y cuando preguntaba que que necesitaban de el ella siempre respondia.

.-" Su sangre, su corazón...."

Dejo de sacar el tema ya que su madre siempre lloraba cuando hablaban de su padre. Pasarón los años, y su padre nunca volvio. Su madre lloraba y lloraba. Una noche puso fin a tanto dolor y huyo de casa. Criandose en las calles de la gran ciudad. Vivia de lo que la gente tiraba, hasta que la policia le metio en un horfanato. Creció y se combirtio en un hombre de fortuna. Una buena profesión, una buena mujer, una buena casa...

Y asi fue durante mucho tiempo. Pero la oscura sombra de la desgracía no tardo en llegar. En forma de aviones que oscurecierón el cielo. Las bombas destruyeron gran parte de la ciudad. La guerra había llegado. Se alisto al ejercito sin apenas pensarlo. 

Entreno duro durante seis meses. Le hicieron una maquina de matar. El era el mejor, sin piedad, sin miedo, sin dudar. Le fué relativamente facil ascender a sargento de un batallon de infanteria que pronto destinaron al frente. 

Desembarcaron en normandía. Tomar aquella playa fue un autentico infierno. Avanzaron cruzando toda francía a punta de pistola practicamente. Lucho en muchas batallas. Se gano una reputación. Cuando alguien le preguntaba porque se alistó siempre respondia "El pais necesita mi sangre..."

Y ahora ahi estaba. En aquella infecta trinchera, rodeado de los cadaveres de cientos de sus compañeros. Los alemanes a este paso conseguirían tomar aquella colina. Pero el estaba tranquilo, aunque fuese uno de los ultimos hombres vivos de su unidad.

Abrio su cartera con calma y miro la foto de su mujer y su hijo "Pronto estare con vosotros". Levanto pesadamente su cuerpo por encima de la cobertura que la trinchera ofrecía. Fusil en mano abatio no menos de diez alemanes. Le freno una bala que cruzando su pecho, hizo que la sangra manara a borbotones. Cayo pesadamente al suelo, casi con la muerte en los ojos. Pronto estaría con ellos.

Un ultimo recuerdo. El dia que le ascendieron. El pregunto el motivo y su superior le miro a los ojos y dijo. "Los soldados creen que son angeles que luchan por la libertad. Angeles con sangre en las manos. Y solo hay una cosa mas peligrosa que eso. Y es un hombre en busca de venganza. Podras a tu mujer y tu hijo muchacho. No hay nada mas peligroso que un hombre que no le queda nada, solo ira, y dolor."

El no era un angel con las manos manchadas de sangre. Era solo un hombre. Un hombre muerto.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com