EL PARAISO TERRENAL

Por marques del arga
Enviado el 19/04/2012, clasificado en Humor
1002 visitas

Marcar como favorito

EL PARAISO TERRENAL

 

Dios había creado a Adán después una semanita de duro trabajo, pero al verlo solo y aburrido, aprovechó que se había quedado dormido frente a la pantalla de Tele Paraíso Plus, le arrancó una costilla, la recubrió de carne –lo que popularmente se denomina un rebozado divino- y formó a la primera mujer. Lo hizo de manera apresurara, consciente de que estaba creando , “a tontas y a locas”.

 

Adán despertó del profundo sueño y vió a su nueva compañera, la miró detenidamente  comprobando que estaba de muy buen ver, de un macizo subido y extraordinariamente bella, a pesar de que fácilmente se adivinaba que su rubio no era natural, mas bien de botelllazo.

 

Mas no importaba: Adán y Eva vivían el Paraíso a lo grande…..eso sí, en pelotas, degustando hojarascas y hierbajos y ajenos a los cantos de sirena que les lanzaban los ejecutivos de Mc. Donald´s.

 

Pero la parejita tan feliz: paseíto por el Miami Beach de Judea, comilona en el Arzak de Judea y “ñiqui-ñaca” donde se tercie”…!que son cuatro días¡, y además sin suegros.

 

Así pasaban las horas y los días cuando una mañana que Eva andaba pendoneando por el Paraíso se le acercó una serpiente invitándole a comer frutos del Arbol Prohibido. Eva se negó en rotundo pero no pudo vencer la tentación cuando el sabio reptil le aseguró que, con el régimen de las manzana perdería entre seis y ocho kilos.

 

Mas tarde Eva se dio cuenta que había violado las leyes y que sería expulsada del Edén, quedándose mas sola que la una. Por eso trató de embarcar a su compañero a la misma suerte. Le contó que la serpiente le había asegurado que Dios les prohibió comer de aquel árbol pues si lo hacían el Barça ganaría la liga…. Y como Dios era del Madrid…..Adán, culé de toda la vida, arrancó una manzana y le arreó un mordisco de no te menees. Y la cagó. ¡Vaya si la cagó¡… su única y última esperanza era que Dios,,por un despiste tonto, no se hubiera enterado.

 

Pero, como es lógico, Dios estaba al loro de cuanto ocurría. Y se agarró un cabreo de los super. Como primera medida colocó sobre sus desnudos cuerpos unas hojas de parra de ortiga que picaban el copón. Y además diseño de Agata Ruiz de la Prada. Vamos, ¡para morirse de vergüenza¡

 

Entonces Dios mirando fijamente a la serpiente la maldijo y le espetó: “Por lo que has hecho sobre tu vientre te arrastrarás….comerás polvo y tierra y el hombre te pisará la cabeza”.(Aunque la Biblia nada aclara al respecto parece ser que la serpiente le contestó: ¡S텅.pero El Barça campeón!

 

Después mirando fijamente a Eva le espetó: “Tantas haré tus fatigas cuantos sean tus embarazos…. Y parirás con dolor”. A Eva le pareció justo el castigo…. Después de todo como máximo un mal rato cada nueve meses y con la acupuntura y algún analgésico… y luego la menopausia.

 

Y mirando a Adán le recriminó: “Por escuchar a tu mujer y comer del Arbol Prohibido,!maldito el suelo que pisas¡; te producirá sólo espinas y te ganarás el pan con el sudor de tu frente”. Adán se quedó patidifuso. Le pareció que Dios se había pasado siete pueblos… ¡Ahí es nada mandarle a currelar toda la vida!, ¡Ni que fuera un sin-papeles¡

 

Mas vale que el hombre espabiló: ….jornada de cuarenta horas… el mesito de verano… el puente de la Constitución… el del Corpus..el de San José…El de Todos los Santos…la jubilación anticipada. Y todas estas conquistas logradas por las reivindicaciones de los sufridos funcionarios…¡ y es que con estos no puede ni Dios¡

 

Y expulsó Yhaveh del Jardín del Paraiso a Eva y Adán. Y como fuera del Edén los paisajes eran vulgares, la comida insulsa y el aburrimiento soberano se dedicaron al “ñiqui-ñaca”…. ¡que vaya hoja mas sexi luces hoy!...¡estás que te sobras con ese detallito de higuera tan mono!... y así fue como nacieron Caín y Abel.

 

Abel era alegre, risueño, con el pelo rizado. Rubito y como muy majico…¡mas o menos como Bisbal¡ pero sin darse tantas vueltas…Caín por el contrario era de pelo liso, moreno y con el gesto hosco y huraño…parecido a Alfonso Guerra, para entendernos.

 

Abel se dedicó al pastoreo de ovejas.Caín a la agricultura.

 

Un dia ambos hicieron ofrenda a Dios. Abel presentó el bocado mas delicado de su redil: corderitos lechales con Denominación de Origen. Caín, mas egoista, tan solo un manojo de hierbajos que difícilmente pasaría el control de calidad. Esto irritó a Dios que le recriminó por no esforzarse como lo hizo su hermano.

 

Caín, celoso y lleno de ira, agarró una quijada de burro y asestó un garrotazo a Abel que lo dejó mas seco que el pié de Kunta-Kinte.

 

Dice la Biblia que lo hizo celoso del trato de favor que Dios dispensaba a su hermano pero, ahora lo hemos sabido que la razón fue otra: Por culpa de Abel le habían expulsado en primera ronda del Gran Hermano….¡Luego había razones de peso!


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com