After Malvinas

Por Agustina Chavero
Enviado el 10/07/2013, clasificado en Drama
347 visitas

Marcar como favorito

    La luminosidad intensa del dolor empuja hacia la oscura ventana del suicidio. No hay nadie más consciente de sus actos que un suicida; él es el que más sabe acerca de su desdicha y puede, como nadie, distinguir nítidamente entre el bien y el mal: entre la acaso eterna soledad sideral y una vida que no merece más penas.

 

    Pocos conocen el desasosiego, ese vacío, que retuerce y doblega la conciencia del que puede todavía sentir, a través del tiempo, el retorno constante de las viejas agonías. Por eso pocos comprenden la terrible decisión.

 

    Si bien todo tiene solución, nada vuelve a ser como antes. El pegamento se seca sobre el cristal y el Diamante recupera su forma, puede, incluso, recuperar su brillo, pero nunca más recuperará su belleza y esa belleza para siempre perdida, lo hacía ser un Diamante. Así padece, también, el Alma destruida.

 

    O bien encuentras un gran amor que merezca tu vida, o bien encuentras una silenciosa estrella que puedas habitar en el infinito.

 

 

 

Abril 3, 2012

00:13 a.m.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com