MARIMANDONA

Por Benjamin.J.Green
Enviado el 15/07/2013, clasificado en Varios / otros
380 visitas

Marcar como favorito

No se si solo me pasa a mi o es algo general,como

una ley no escrita,que se pasea por ahi.

Pero toda las veces y digo todas,que una mujer

me ha dicho que me queria,ha empezado a 

semi prohibirme cosas.

No bebas,el tabaco es malo,esos amigotes tuyos

no te convienen,no ves que esta lagarta se quiere

aprovechar de ti,no crees que la moto es un gasto

superfluo,deberias ahorar para el dia de mañana,no

ves que te duele todo,cuando juegas al futbol,es tarde ya,

porque no dejas de escribir y te vienes a la cama y asi

hasta el hastio y el cabreo.

El caso es que las comprendo,pero no comparto

su manera de ver la vida,entiendo que quieran

seguridad,pero yo no pienso propòrcionarsela de

ninguna manera,a menos que sea sentimental y aun

asi.....

Ellas ya sabian como era,de hecho,es del tipo a

quien le gusta vivir,de quien supuestamente se han

enamorado.

Ahora que quieren,que me quede en casa a hacer

calceta,que beba the helado y me convierta en una

momia cubierta de polvo.

Se que deberia tener un poco mas de paciencia,pero

no puedo,estas cositas,todas juntas dejan de serlo,

se transforman en una cosota,que ya no me baja

por el gaznate.

En este momento estoy o estaba saliendo,con una mujer estupenda.

Pero hace unos dias,los primeros sintomas de la 

enfermedad empezaron a manifestarse.

Despues de una refrescante sesion de sexo,ella se durmio,

asi que me fui a escribir un poco,serian las dos de la mañana,

Cuando a la hora,la puerta de mi estudio se abrio y alli estaba ella,

con el ceño fruncido,preguntandome porque no estaba

en la cama y que era eso tan importante que escribia,si

total no vivia de ello.

No seria por no haberle explicado,que para mi es una

cosa importante,necesito escribir,como el comer o besar y

se ve que no lo entendio,claro que de alguien que solo

lee revistas de cotilleo,no es de extrañar.

Pero me sorprendio,estaba plenamente concentrado y

esa invasion de mi espacio sagrado,me molesto mucho,

cosa que le comente,no de muy buenas maneras,asi

que se vistio y se fue,pegando un puertazo.

A mi nunca me hubiera ocurido,algo asi,me hubiera

sentado a su lado y la habria besado,que me echa bien,

que no tambien.

Abria respetado su espacio y sus ganas de soledad.

De donde vienen esas ganas de mandar y controlar de

esa gente,eso no es amor,es esclavitud.

En el amor primero es la otra persona,antes que tu,pues

en mi caso no es asi.

Si,todas me quieren,pero arodillado a sus pies y no suelo

estar por la labor.

De todas formas espero,que me disculpe,mis malos modos y

la llamare,esperando que me disculpe,haberla llamado

marimandona desquiciada y neurastenica.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com