El dolor que yo sentí (2da. parte)FINAL

Por lunatica89
Enviado el 17/07/2013, clasificado en Amor / Románticos
640 visitas

Marcar como favorito

continuacion......

Tantos y tanto hubieras, hoy me atormentan, tantos besos inconclusos, tantos abrazos guardados, tantas palabras no dichas, tantas ganas de tenerlo en frente una última vez.....tanto pensar en él, me deprime demasiado, no puedo creer que se haya terminado; no puedo seguir, me lo propongo cada día y su recuerdo se pasea en mi mente, simplemente no puedo dejarlo ir.

Es tan feo sentir dolor, de parte de la persona que solo supo hacerte feliz cuando nadie más lo hizo, dicen que el tiempo cura todo, que no hay mal que dure cien años, pero eso depende de cada persona en este mundo y su manera de sobrellevar las cosas.

Ahora veo todo con más claridad, el dolor poco a poco se ha ido disipando y sonrío tristemente por todo aquello que sucedió en mi vida; un completo extraño que se volvió mi todo y luego llegó a ser mi nada. Es tan duro sufrir por amor, desde aquel suceso no puedo decir que mi vida sea la misma, cuando te pega el amor, lo hace de verdad y creo que esta vez, se pasó conmigo, la decilusión llegó para quedarse, ya mi vida nunca será igual, me atrevo a decir que no podré querer de  forma tan intensa y sincera.

Hace ya cuatro meses desde nuestro último encuentro, supe por ahí que se mudó de ciudad, así que mi esperanza de encontrarlo por las calles de mi localidad, alguna vez, se esfumaron. Que fue poco el tiempo, talvez, pero no importa si fue eterno o efímero, lo que cuenta es la intensidad del sentimiento con el cual hayas amado. Ahora sé que es lo que siempre quise y a la vez lo que nunca podré tener.

Miro la luna por mi ventana todas las noches y cuanto deseo volver a verlo, no saben como miro en su reflejo, el color de sus ojos, cuando hace frío me acurruco y cierro los ojos imaginando que él me conforta, me rodea con sus brazos y me envuelve entre sus besos, aún lloro de vez en cuando y le pido al destino lo vuelva a poner frente a mí, odio esos días una vez al mes  en que me deprimo al extremo que me produce llamarlo por teléfono y pedirle que vuelva; hasta ahora no lo he hecho. Yo que dije que aquello sería un desquite para reemplazar un dolor, terminé sintiendo un dolor aun mas grande.

Como dijo un gran literario "Es tan corto el amor, y tan largo el olvido...", no podré a mi parecer olvidar nunca.  Hace un mes recibí una llamada muy extraña de su parte, no sé si me reclamó o fue su forma de iniciar una discusión para llamar mi atención, nunca devolví su llamada, lo intenté tantas veces antes que ahora no creo que tenga sentido.

Dicen que cuando algo es para ti, solito el destino te lo devuelve, la verdad ahora todo está en sus manos, lo que suceda, que se decida por si solo.  Mientras seguiré mirando la luna y acurrucandome cuando hace frío, sintiendo su aroma en mi recuerdo, deseando sus besos con toda intensidad, escuchándolo susurrar mi nombre a mi oído, en mi imaginación... una cosa es cierta, nadie, talvez nunca más lo llorará, lo llamará por las noches y pensará en él como  yo lo estoy haciendo, nadie nunca más talvez le entregue su amor de la forma en el que yo lo hice, quisiera ser Dios solo por un momento para saber si aún, aunque sea por un corto instante piensa en mí, si me recuerda, si me compara en sus noches de amor.

Mi ex de años quiso volver luego de todo esto, quiso regresar para ser felices nuevamente; no pude... no sería justo, lo perdoné, es verdad, pero no puedo estar con alguien a quien ya no amo. Como pude equivocarme tanto pensando que un amor de años era amor verdadero. Si hubiese sido él, no me hubiera vuelto a enamorar.

No se si ya habrá conocido a alguien más, ni se cual será mi reacción si lo veo alguna vez, al principio quise creer que el dolor terminaría en unos días y a estas alturas  ya estaría libre de esos fantasmas, no he podido conseguirlo, realmente espero algún día ser libre de esta carga emocional.

Aun asi como toda soñadora añoro su regreso, me inquieta saber de él, me vuelvo loca imaginando sus besos nuevamente, invento mil y  un encuentros entre nosotros. No creo que sea obsesión, es amor, simplemente. Lo que si sé a ciencia cierta , es que fue el motivo de mis sonrisas durante algún tiempo y eso siempre le agradeceré, no lo odio, no le deseo mal por irse, es cierto que es libre y puede decidir a quien quiere y a quien no y por lo visto sus decisiones me mataron las ilusiones.

Nunca pensé escribir una historia sobre mi vida personal, pero sí, esta fue mi historia de como conocí y  me enamoré de Angel, de ese chico de ojos verdes a quien vi por primera vez en una discoteca, con quien intercambié miradas y sonrisas en la pista de baile, aquel que me provocaba nerviosismo y ganas de retenerlo a mi lado, luego de él nadie más. Aunque lleve mi amor a cuestas, aunque termine sola algún día, o durmiendo con otra persona, siempre lo llevaré en mi corazón, aunque se haya ido de mí la juventud y el tiempo borre todo recuerdo, esos ojos y esa forma de ser que me enloquecieron un día estarán en el fondo de mis recuerdos.... para siempre.

FIN


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com