la última noche 4ª parte

Por Galaecia
Enviado el 19/07/2013, clasificado en Amor / Románticos
469 visitas

Marcar como favorito

Busqué las llaves de mi casa en el bolsillo y me dirigí a ella, conté hasta a diez antes de abrir la puerta, en su interior nada había cambiado la mesa todavía estaba puesta y las velas consumidas, el resto de la casa se mantenía limpia porque yo mismo había pagado a unas jóvenes para que se ocuparan de limpiar los restos de comida y otras cosas que pudieran desprender olor, fui derecho a la nevera y descubrí las botellas de vino, busqué en el cajón algo para abrirlas no necesité vaso la primera me la llevé a la boca así sin más, mientras bebía recorrí mi cocina palmo a palmo, tiré la botella contra el suelo y la rompí hasta que no quedaba más que añicos de ella, agarré otra y me acerqué a la mesa ; con una sola mano tiré del mantel hasta ver cómo caía todo al suelo; me agaché, allí a los pies todavía quedaban las huellas de tu sangre pasé la mano sobre ellas mientras bebía trago a trago, levanté la cabeza y le vi mirándome fijamente a los ojos.

-¡tuuuuuú! Dije gritando mientras le señalaba con el dedo.

-¡tú tienes la respuesta maldito perro!

Dejé la botella en el suelo y me fui hacia él, mis ojos se habían cegado por la ira, lo agarré fuertemente con las dos manos y lo lancé contra la pared sus patas arañadas y su hocico descolorido se habían convertido en polvo, en medio de la polvareda encontré una pequeña tarjeta de memoria encendí mi ordenador y la introduje. Salían imágenes de los asesinatos, y las caras de sus asesinos, en aquellas imágenes había más hombres aparte de los capturados, después saliste tú estabas tan linda como la última noche.

-si por suerte alguien descubre esta prueba por favor entréguenla a la policía , mi nombre real es Alejandra Guzmán, uno de los asesinados es mi hermano yo misma vi como le mataban desde el interior de un armario he tenido que crecer rodeada por los criminales, viendo como seguían matando mientras la policía no hacía nada, por lo tanto he decidido convertirme en uno de ellos y hacer justicia, quizás pierda la vida en el intento pero valdrá la pena, esta tarjeta contiene información muy importante si usted quiere salvar vidas ayúdeme.

Saqué la tarjeta del ordenador y salí corriendo hacia la comisaría mientras pensaba en ti, en lo que me decías antes de morir; no eras una asesina y yo no te creí.

 

 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com